Calderón quiere un Huesca ‘caliente’ ante Las Palmas

Antonio Calderón, entrenador SD Huesca, oct 08

Se anuncia frío, lluvia e incluso nieve para el partido del sábado, a las 18.30 horas, en el Alcoraz por lo que el entrenador de la SD Huesca quiere al equipo caliente y centrado en intentar sumar tres nuevos puntos en casa para seguir mirando hacia arriba en la clasificación. Con los 25 jugadores disponibles la convocatoria vuelve a ser un quebradero de cabeza para Antonio Calderón que anuncia que independientemente de que se venga de perder el objetivo siempre tiene que ser el mismo y no es otro que salir a ganar.

La vuelta de Sastre puede ser la novedad más significativa, mientras que el entrenador no descarta tampoco a Corona y Vara, aunque hay condicionantes que les podrían dejar fuera. De todas formas como es habitual en casa todos estarán citados en el Alcoraz hora y media antes del comienzo del choque.

El técnico comenzaba su intervención ante la prensa indicando que “ganar hay que ganar siempre y es una cosa inherente al fútbol y todos los partidos intentamos ganar y eso hace que sea una semana exacta a todas”. Sobre Las Palmas apunta que “ es un buen equipo que el año pasado hizo una segunda vuelta de las mejores de la categoría y mantiene el mismo bloque”. También algunas individualidades que le convierten en un equipo muy peligroso.

De todas formas, Calderón no quiere que nadie se despiste y que todo el mundo tenga claro que “ nosotros no tenemos que mirar la clasificación. El equipo lo que tiene que hacer es dar la cara. La exigencia la tenemos que poner nosotros los técnicos a los jugadores. Los demás hay que estar tranquilos. El equipo está compitiendo bien y si consigue dos o tres resultados positivos hace que te de más margen de maniobra y puedes jugar más relajado en casa, aunque puede convertirse en un arma de doble filo. La idea es que el equipo compita bien y lo haga lo mejor posible”.

Calderón avisa que “se puede perder con Las Palmas y eso no tiene que ser un trauma. Estamos en Segunda División, somos el Huesca y eso no se le puede escapar a nadie”. El calendario no es fácil, aunque hay que tener calma e ir semana a semana y de momento el Huesca está compitiendo bien y el entrenador insiste que “estamos acostumbrando a la afición y a todos a hacer las cosas bien y a jugar bien y cosechar buenos resultados cuando no se consigue pues viene un poquito la decepción y no debería ser así, siempre y cuando el equipo de la cara. Claro que habrá días que no jugaremos igual de bien y que no conseguiremos buenos resultados, pero mientras el equipo compita bien, nosotros estamos muy tranquilos”.

Este sábado habrá condiciones que pueden afectar el partido como el frío: “Nosotros estamos acostumbrados a ello todos los días aquí y si es un arma que podemos utilizar a nuestro favor bienvenido sea. Siempre hay que jugar con todos los factores y ellos vendrán con la lección aprendida”. No hay que olvidar que Las Palmas ganó en Eibar lloviendo y empató en Castellón por lo que también sabe moverse con factores contrarios.

Desde luego Calderón sabe que ganando se afrontaría el derbi con cierta tranquilidad y espera también en el apoyo de la afición, como está siendo habitual durante toda la temporada. No ha dado muchas pistas sobre el sistema de juego y los cambios que puede haber, pero seguro que Rubén Castro formará el ataque con Roberto y regresará Camacho, ambos tras cumplir su sanción. Este viernes último entrenamiento para perfilar los detalles.

Comentarios