Y que cumplan muchos más

Sara Cerro Yuste

Este fin de semana se cierra un ciclo. La banda de música “Ciudad de Barbastro” culmina con un concierto especial siete meses de celebración con actividades a las que han acudido más de 3000 personas. Gente anónima, socios y amigos que han querido colaborar de alguna manera en este aniversario, ofreciendo su apoyo a una banda decana, que ha sabido acercar la música a la ciudad y ha conseguido demostrar que la música sigue viva en Barbastro y forma parte de la cultura local.

Diez años no se cumplen todos los días, eso está claro. Si ya es difícil conseguirlo en asociaciones de tipo social, más aún cuando hablamos de música. Y no en sentido pop, ni rock, sino en sentido tradicional: flautas traveseras, trombones, tambores y todos aquellos instrumentos que hoy en día no están de moda, pero que durante un tiempo fueron los únicos que conseguían amansar a las fieras. No es fácil.

Conseguir socios, aportaciones personales y subvenciones de las administraciones, aunar los horarios de los componentes de la banda y hacerlos coincidir, ensayar una, dos o tres veces a la semana las mismas sinfonías, bandas sonoras o canciones populares sin que los músicos se aburran y decidan abandonar... esforzarse al máximo para que sobreviva la música no es fácil.

Por todo ello, es importante este aniversario. Cerrar un ciclo, la primera década de vida, y renacer de las cenizas con aires renovados para afrontar una nueva etapa llena de conciertos, logros, nuevas melodías y músicos, pero también nuevos abandonos y nuevos fallos que pulir para mantener vivo el espíritu con el que nació la Banda de Música “Ciudad de Barbastro”: disfrutar de la musica y unir a personas que sienten pasión por ella.

A los que un día formaron parte de esta banda, pero también a los que día a día hacen realidad el sueño que un día tuvieron los alumnos y profesores de la Escuela de Música de Barbastro: MUCHAS FELICIDADES.