CHA solicita información sobre la recuperación del Mercado

El día 2 de febrero de 2000, el Gobierno de Aragón autorizó al Ayuntamiento de Huesca la dispensa de la obligación de prestar el Servicio Municipal de Mercado, instado en virtud del acuerdo del Pleno de 29 de mayo de 1998, procediendo al inicio del oportuno expediente para dejar sin efecto las adjudicaciones de puestos mediante un sistema de compensación. La decisión de suprimir el servicio se ratificó en el Pleno del 29 de junio de 2000.

Miguel Solana, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Huesca señala que “las reiteradas sentencias en el mismo sentido no han hecho más que poner de relieve la obligatoriedad que tiene el Ayuntamiento de Huesca de prestar este servicio, tal y como lo indican, tanto la Ley de Administración Local de Aragón, como la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local; por ello, hemos solicitado a Elboj que nos informe de cómo, en qué tiempo y de qué forma piensa el Equipo de Gobierno dotar a la ciudad de Huesca de un Servicio de Mercado Municipal”.

El cierre de la instalación se produjo en junio de 2001 para construir en su recinto el Centro de Historia, un gasto desorbitado absolutamente innecesario, ya que como todo el mundo sabe nunca vio la luz. Dos comerciantes del antiguo Mercado Municipal recurrieron la decisión mediante un contencioso-administrativo que en primavera de 2004 el TSJA falló a su favor anulando el acuerdo del Pleno, aludiendo la obligatoriedad, por ley, de prestar servicio de Mercado Municipal la ciudades de más de 5000 habitantes; no cabe la dispensa de la prestación de los servicios obligatorios porque “la concurrencia de una abundante oferta privada no presupone dificultades o imposibilidad de mantener el mercado”.

Tanto el Ayuntamiento de Huesca como el Gobierno de Aragón recurrieron el fallo del TSJA ante el Supremo; el recurso del Ayuntamiento ni siquiera fue admitido y el fallo al del Gobierno de Aragón ratifica la obligatoriedad por Ley de la existencia de un Servicio de Matadero Municipal en la Ciudad. El Ayuntamiento volvió a recurrir pidiendo que se anulara el proceso y el Tribunal Supremo ha vuelto a rechazar la petición.

Comentarios