Se edita una guía en DVD para prevenir la violencia de género en las mujeres sordas

La violencia de género es un problema social que no distingue entre edades, nacionalidades, ni otro tipo de condiciones. Conscientes de la mayor dificultad que encuentran las mujeres sordas ante situaciones de maltrato, debido a las barreras de comunicación y de acceso a la información, el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) y la Agrupación de Personas Sordas de Zaragoza y Aragón (ASZA) han editado el DVD “Violencia de género. Guía para la mujer sorda”, que pretende proporcionar información y asesoramiento adecuado y accesible para mujeres sordas ante una situación de este tipo. El material es accesible para todo el mundo, ya que se presenta en lengua de signos española, lengua oral castellana y apoyado con subtítulos.

El DVD pretende acercar a la realidad de la violencia de género a las mujeres sordas de forma completamente accesible, informando sobre los recursos y servicios existentes y aconsejando cómo actuar ante circunstancias de maltrato.

En este sentido, desde ASZA han señalado que las mujeres de este colectivo se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, ya que las dificultades de acceso a la información impiden que puedan discriminar si han sido víctimas de agresiones, si pueden y deben denunciar y si existen servicios y recursos que las respalden. A esto se suman los obstáculos con los que se pueden encontrar en el caso de que se decidan a denunciar, debido al desconocimiento de la lengua de signos del personal que les tiene que atender, con la consiguiente barrera de comunicación. Un hecho que se pretende frenar con la edición de este DVD.

Esta guía se suma a otros servicios con los que cuentan las personas de este colectivo de cara a mejorar su calidad de vida. Es el caso del Servicio de Atención Psicológica para Mujeres Sordas que desarrollan el IAM y ASZA, cuyo objetivo es facilitar el acceso abierto y directo a un servicio de atención sin barreras de comunicación, atendido por una psicóloga con dominio de la lengua de signos española y conocimiento de la comunidad sorda, lo que evita la necesidad de recurrir a terceras personas y así poder acceder sin intermediarios a la información no verbal puesto que la psicóloga interactúa directamente con su paciente.

Otra de las ventajas que ofrece este servicio es la detección y prevención de situaciones de riesgo; sensibilizar a la comunidad sorda sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres; adaptar la información de guías, documentos, campañas y otras iniciativas del IAM para que sean accesibles y comprensibles por la comunidad sorda con la incorporación de subtítulos que permitan prevenir posibles situaciones de riesgo para la mujer en el ámbito de la exclusión social y la violencia de género.

A lo largo del primer trimestre de este año, este recurso ha atendido a 63 mujeres. El promedio de edad de las usuarias es de 52 años. La mayoría suelen tener estudios intermedios, seguidas por personas sin estudios. En cuanto a la situación laboral de las personas que utilizan este servicio, la mitad están en activo, mientras que cerca de una cuarta parte son amas de casa y otra parte importante están desempleadas. Respecto al tema de consulta, los problemas de pareja y aspectos relacionados con la depresión y la ansiedad son mayoritarios. El maltrato y los problemas de adaptación o paternofiliales también son tema de consulta.

Comentarios