El Departamento de Servicios Sociales y Familia da un impulso a la conciliación de la vida laboral y familiar en el medio rural

El Departamento de Servicios Sociales y Familia quiere dar un impulso a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en el medio rural. La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha firmado hoy unos convenios con las comarcas de Gúdar-Javalambre, Monegros y Valdejalón para la creación de unos servicios que permitan atender a aquellas familias en las que haya menores que requieran asistencia. La iniciativa, que se va a realizar como experiencia piloto, va a contar con una aportación del Gobierno de Aragón de 344.872 euros.

 

Conscientes de la mayor dificultad existente para conciliar vida laboral y familiar en el medio rural, desde el Departamento de Servicios Sociales y Familia se considera la atención a los niños como un objetivo y una medida imprescindible en la política familiar para lograr la conciliación.

 

De ahí que, con el fin de crear una red adecuada y suficiente de los servicios más demandados en los municipios y relativos a la atención de menores de 12 años, la Dirección General de Familia haya decidido colaborar con las entidades locales para atender estas necesidades, poniendo en marcha, de forma experimental, esta iniciativa. En este sentido, se va a ofrecer un servicio de atención, en el que, en los periodos entre sesiones de los días lectivos, los menores estarán atendidos mediante actividades de ocio y recreación. Además, aquellos que lo soliciten y reúnan una serie de condiciones recogidas en el convenio contarán también con un servicio de alimentación.

 

De acuerdo con las estimaciones de la Dirección General de Familia, se prevé que 45 de los 72 municipios que conforman las tres comarcas que suscriben los convenios se puedan beneficiar de los nuevos servicios. Asimismo, se calcula que un 30% de los menores de 12 años de Monegros, Gúdar-Javalambre y Valdejalón sean usuarios de los 33 centros de atención que se prevé poner en marcha.

 

Así, cabe recordar que el Plan Integral de Apoyo a las Familias recoge en una de sus siete líneas de apoyo, el equilibrio territorial, destacando como imprescindibles los servicios de proximidad. En este sentido, el objetivo de este documento es poner a disposición de todos los aragoneses un instrumento eficaz de coordinación institucional, de participación social y de política familiar para seguir avanzando en el bienestar de la comunidad autónoma.

Comentarios