Marcelino Iglesias ha asegurado que Aragón mantendrá su esfuerzo solidario a pesar de la incertidumbre económica

El Presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado que “la cooperación aragonesa va a mantener su esfuerzo solidario a pesar de la incertidumbre económica de este momento”. Iglesias ha subrayado que “el pulso ético de un pueblo, de un país y de su democracia se muestra de un modo especial en las situaciones de crisis y de conflicto. Ese pulso ético exige que en estas situaciones se redoble la solidaridad con los más débiles, sean quienes sean, estén donde estén”. “En esa línea “ha agregado-, el Gobierno de Aragón ha mantenido su incremento en la cantidad y calidad de su fondo de solidaridad”.

Marcelino Iglesias, acompañado por la consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha presidido el acto de presentación del Plan Director de la Cooperación Aragonesa al desarrollo 2008-2011. El Presidente ha señalado que “el objetivo va a seguir siendo luchar por la eliminación de la pobreza, defender los derechos humanos y alcanzar la igualdad”, y ha destacado: “Vamos a mantener como referencia los Objetivos del Milenio. Pero, en estos momentos, no nos engañemos, vamos a tener que redoblar los esfuerzos para reducir el daño añadido por la crisis económica mundial”.

Iglesias se ha referido a la necesidad de mostrar la eficacia e impacto de la solidaridad aragonesa y de impulsar la calidad que el segundo Plan Director propone. “Tiene que ser evidente el impacto de la cooperación, e incrementarse la eficacia y eficiencia de la ayuda”, ha dicho.

La política de cooperación para el desarrollo del Gobierno de Aragón persigue un objetivo básico: la promoción del desarrollo humano, social, económico y sostenible, para contribuir a la erradicación de la pobreza en el mundo. Este año se cumplen 15 años del inicio de esta apuesta de la Comunidad Autónoma por la cooperación al desarrollo. En este periodo, Aragón ha destinado cerca de 58 millones de euros a esta materia.

El Gobierno de Aragón ha aumentado el presupuesto destinado a cooperación al desarrollo en un 20% anual desde 2006. Este incremento se mantendrá en los presupuestos del 2009, 2010 y 2011 al objeto de lograr que en 2012 se destine el 0,3% del presupuesto a este fin.

Las prioridades del Plan Director para el periodo 2008-2011 son la lucha contra la pobreza, la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, el medio ambiente y la defensa de los Derechos Humanos. Los sectores a los que va dirigido este Plan son, principalmente, los servicios sociales básicos, el fortalecimiento de las estructuras democráticas y de la participación de los pueblos y de sus organizaciones, el fomento del respeto y protección de los derechos humanos, la dotación y mejora de las infraestructuras económicas -prestando especial atención al desarrollo de proyectos de economía social que permitan el desarrollo de los pueblos- y la educación y sensibilización de la sociedad aragonesa en materia de cooperación al desarrollo.

Aragón concentrará sus acciones de desarrollo en tres áreas geográficas: Latinoamérica, Oriente Medio, Magreb y África Subsahariana.

En cuanto a los instrumentos, de acuerdo a lo recogido en el nuevo plan director, la política aragonesa de cooperación para el desarrollo se va a llevar a cabo a través de ayudas que contribuyan a satisfacer las necesidades básicas, ayudas dirigidas a programas que incidan en el desarrollo económico y social de los pueblos, ayudas de emergencia y humanitaria, programas de educación y sensibilización, ayudas a las iniciativas y redes de comercio justo y ayudas a la formación de cooperantes y voluntarios aragoneses que colaboren en programas de desarrollo.

Comentarios