Cartas al director: Según CREA “Continúan las repercusiones de la crisis económica en el mercado laboral aragonés y español, aunque se desacelera el ritmo del deterioro”

Tanto el conjunto de España como Aragón, en mayor medida, han experimentado un aumento del desempleo en el mes de noviembre, tanto en términos interanuales como mensuales, que se refleja en los datos de paro registrado publicados hoy por el INEM. Así, el desempleo ha crecido en España, en términos interanuales, el 42,7%, mientras que en Aragón lo ha hecho el 67,1%. En el caso español, este es el decimoctavo mes consecutivo con aumento interanual de la población desempleada, mientras que en Aragón esta situación comenzó dos meses más tarde y continúa acelerándose en los últimos meses, especialmente tras la finalización de la Expo Internacional en Zaragoza.

En términos mensuales, el aumento del paro en Aragón es mayor que el español (7,05% frente al 6,08%), pero registrando una fuerte desaceleración en el caso aragonés tras un incremento en octubre del 14,78% y descendiendo el ritmo de crecimiento del desempleo por vez primera desde junio.

Aragón se sitúa como la segunda Comunidad Autónoma con menor tasa de paro registrado: el 9,47% frente al 13,03% nacional. Sin embargo, es, al igual que en octubre, la segunda en crecimiento del número de personas en situación de desempleo en términos interanuales.

Por sectores, sigue siendo construcción el que refleja mayor incidencia de este incremento de la población parada, con subidas interanuales superiores al 177% en Aragón. Tanto este aumento como el sufrido por los servicios (52,0%) responden a lo esperado, al sumarse en Aragón el efecto de la crisis global a la finalización de la Expo 2008 y de las obras públicas asociadas a ella.

También el resto de los sectores presentan incrementos muy reseñables, en todos los casos por encima del 50%, acusando la caída generalizada del consumo, así como el efecto arrastre del descenso de la construcción en diversos subsectores muy vinculados a ella.

El aumento interanual de la población parada es notoriamente mayor entre los hombres (122,9%) que entre las mujeres (31,1%), lo que muestra que en este periodo de ajuste no se está expulsando a este colectivo del mercado laboral como sucedió en etapas recesivas anteriores, especialmente porque los sectores en los que la crisis afecta en mayor medida, construcción e industria, dan empleo a una mayor proporción de hombres que de mujeres.

Por el contrario, sí se constata que el paro golpea en mayor medida a los trabajadores incorporados más recientemente al mercado laboral y que, en general, desempeñan trabajos de menor cualificación como los jóvenes y los inmigrantes, alcanzando en este último caso un incremento del desempleo del 158,60%.

Comentarios