Peor sería el Limbo

José Luis Rodrigo

Si contemplamos el universo fútbol como un espacio con cielo e infiernos propios, no cabe ninguna duda de que el Zaragoza considera que está en el "infierno" y la S.D Huesca en el "cielo". Digamos que, aún estando los dos en ese espacio de segunda división del fútbol español, unos han llegado bajando a las calderas y otros subiendo a su particular cielo. Por eso el técnico Eduardo Orduna reflexiona y asegura que “qué cerca está el fuego del paraíso", vamos que va a ser difícil unir estos dos planos sin que nadie salga escaldado.

Pero , parece, que sólo el deporte es capaz de hacer lo que campañas millonarias no han hecho. Huesca, que ya vivió este fenómeno con el baloncesto, ha ascendido como categoría de ciudad. De poco ha servido tener Aeropuerto, Ave, Palacio de Congresos, Parque Tecnológico, futura plataforma logística…para situar en el mapa a Huesca. Desde que empezó la liga, la repercusión mediática local, provincial, regional y nacional ha sido tan grande que ni la mejor campaña, que lo es, de Huesca La Magia ha conseguido dar los frutos del fútbol.

La sociedad actual está necesitada de argumentos para sentir identidad y rápidamente todos hemos encontrado en la S. D Huesca un clavo para amarrarnos. De momento no arde.

Vamos a Zaragoza de tú a tú, desde la modestia; desde nuestro particular cielo, pero para que, pase lo que pase con el resultado, decir a los cuatro vientos, que Huesca ha encontrado la llave del Paraíso y que hay que decirle a San Pedro que si hay que volver a segunda B en algún momento, el equipo no pasara ningún "purgatorio" ni tampoco irá al infierno donde ahora esta el Zaragoza. En 1950 fecha del último derbi en liga, el Zaragoza subió a primera y el Huesca quedaba quinto. Ahora firmo por que la historia se repita. Los blaquiazules se juegan mucho en el partido, los azulgranas tienen mucho que ganar y poco que perder.

Huesca y Zaragoza tienen una magnifica oportunidad este sábado para demostrar que tiene que haber "pique" deportivo y que a la vez la mayoría de edad ha llegado por fin a las dos ciudades.

Cielo ó infierno. Para consuelo de todos, a lo mejor lo peor sería estar en el limbo.

Comentarios