You'll never walk alone

Javier Salas

Colaborador de Deportes en Radio Huesca

Un derbi es un derbi, y más un partido oficial entre zaragozanos y oscenses. En estos partidos se sacan muchas consecuencias, tácticas y alineaciones, cómo juega el rival, el modo de sorprenderlo… Pero hay una parte del fútbol que el Huesca, aunque en minoría, tiene ganado y bien ganado, y es la afición. Es un lujazo para el equipo oscense la grandísima respuesta dada por los aficionados y, como se ha visto, su aliento y animación en estas jornadas disputadas ha sido vital para remontar partidos que se ponían en contra, y en los que había que remar todos juntos, jugadores y afición, para sacar el encuentro adelante.

La masa social del Huesca es señorial, con un comportamiento maravilloso. Más de un club debería copiarla: en Vallecas, o más reciente, en el anterior desplazamiento a San Sebastián, dieron muestra de ello, saliendo como los toreros por la puerta grande, por su constante animación al equipo y el saber estar, que fue modélico en ambos estadios.

Ahora, en dos tardes, en media hora cada una, se agotaron las localidades mandadas desde Zaragoza. El equipo puede sentirse como reza el eslogan del inglés Liverpool, “nunca caminaréis solos”, y menos contra un rival que, en años pasados, militaba en categorías superiores y que ahora está con el equipo oscense en la Liga Adelante. Los seguidores azulgranas estarán en minoría con los del Zaragoza, pero los gritos de aliento y de ayuda al equipo, servirán a los jugadores que, estamos seguros, sacarán fuerzas de donde sea para ponerle complicado el encuentro al Real Zaragoza.

Este lateral del corner estará repleto de seguidores con bufandas y banderas. No faltará, seguro, la camiseta famosísima de la cruz de San Jorge. Ojalá disfruten de un día bonito y recuerden este derbi durante mucho tiempo. Será muy buena señal.

Estoy completamente seguro de que la marea azulgrana dará la talla y, si el equipo responde, a partir de las ocho y media de la tarde, el regreso hacia Huesca pueden ser los mejores setenta y cinco kilómetros de la historia entre Zaragoza y nuestra ciudad. Algo positivo se habrá conseguido. En la capital del Ebro, enseguida se darán cuenta de la excelente afición que tiene la SD Huesca, un gran grupo humano que está con el equipo durante todo el partido.

Seguid así, afición, que con vuestro aliento, esfuerzo y dedicación, el Huesca “Never walk alone”, nunca caminará solo.

Comentarios