Las obras del Palacio Episcopal de Barbastro terminarán a finales de enero

El director general de patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, explica que las obras, que avanzan a buen ritmo, están previsto que concluyan en los últimos días del mes de enero del próximo año. Vicente recuerda que el proyecto que se ha desarrollado es “muy atractivo y respetuoso con las características del edificio”.

Jaime Vicente adelanta que el proyecto museográfico está terminado y se presentará en los próximos días. Se desconoce el día de la inauguración de las obras de rehabilitación del Palacio Episcopal y el Museo puesto que depende del montaje de las piezas que se expongan en el espacio museo ya que se deben restaurar.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón adjudicaba a finales del mes de enero de 2006 a la unión temporal de empresas, Estructuras Aragón S.A. y Ocinsa Obras y Construcciones S.A., las obras de remodelación del Palacio Episcopal y su entorno por un importe superior a los nueve millones de euros y un plazo de ejecución de treinta meses. El proyecto, redactado por el arquitecto José Miguel Ferrando, contempla la ubicación en el Palacio Episcopal del futuro museo diocesano, las dependencias de la Diócesis, y los archivos diocesano y municipal.

El nuevo volumen no sólo da continuidad exterior entre edificios sino que establece una coherencia funcional en el interior. Del actual edificio se conservarán las fachadas, artesonados, y la recuperación del patio como circulación. El futuro museo ocupará el volumen del Palacio con fachada hacia la plaza y a la calle Palacio, además de la ampliación al jardín distribuyéndose en las plantas baja, primera y bajo cubiertas actuales, más dos plantas sótano de nueva creación. Las dependencias de la Diócesis y los Archivos Diocesano y Municipal ocupan el edificio orientado a la calle Palacio, la calle Academia Cerbuna y al jardín exterior. En este volumen se alojan todas las dependencias administrativas, distribuyéndose en las plantas baja, primera y tercera. La existencia de los archivos con personal independiente obligó a elegir un emplazamiento que fuera próximo a la diócesis por el uso de sus fondos desde la misma y, además, una independencia para el archivo del ayuntamiento de Barbastro.

Comentarios