Tráfico estudia utilizar un sólo carril en Monrepós para evitar los atascos

tráfico

El Jefe Provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Rio ha explicado en Radio Huesca que están estudiando, para dar mayor fluidez al tráfico, utilizar un sólo carril en la cara norte del Monrepós, en las operaciones de retorno de la nieve en puentes y días de gran saturación. Es una medida que pretende evitar los colapsos automovilísticos como los ocurridos el lunes, 8 de diciembre, cuando por la cima del puerto se triplicó el paso de coches con respecto a un día normal.

El día 8 circularon por la cima de Monrepós un total de 12.000 coches frente a los 4.500 del domingo 30 de noviembre o los 2.700 de jueves, 11 de diciembre. Sin embargo, Fernández del Río cree que no se pueden hacer infraestructuras para cuatro días al año. Las 12.000 plazas de aparcamiento en las estaciones de esquí son suficientes en estos momentos de lunes a viernes y empiezan a ser escasas para momentos puntuales con problemas concretos en Astún y Candanchú.

Las próximas fechas navideñas preocupan a los responsables de Tráfico, que creen que algunos puentes o momentos puntuales también podrían presentar problemas, dependiendo además de las condiciones meteorológicas que se vivan.

Conforme el mercado de la nieve crece en numero de esquiadores, las carreteras de acceso al Pirineo desde Zaragoza, Huesca, Barbastro o Pamplona van creciendo en número de vehículos. Las cifras de coches que circulan por estas carreteras han batido todos los datos de los últimos años en el Puente de la Inmaculada. La operación “entrada” al Pirineo suele producirse de forma escalonada y el gran atasco suele producirse la última tarde de cada puente y en especial en la cara norte del puerto de Monrepos.

Aquí, la N-330 tiene doble carril con lo que al llegar al cima se produce un "cuello de botella" dificil de coordinar.

Con una concentración muy localizada durante la tarde-noche de cada último día del puente se están empezando a triplicar las Intensidad Media de estas carreteras. Por citar algunos datos, recordar que, entre Huesca y Zaragoza circularon 21.000 vehículos el día 8. Por la cima de Monrepós pasaron más de 12.000 vehículos y por la N-240 de Barbastro hacia Huesca 8.666.

Una de las preocupaciones de Tráfico es que el parque de coches que va a subir a la nieve en los próximos años va a seguir creciendo. Los responsables de tráfico esperan que a partir de, final de 2010 o principio de 2011, con la autovía desde Nueno a Jaca, los problemas del Monrepòs quedarán solucionados. Sin embargo los accesos desde Sabiñanigo-Biescas que dan acceso a Panticosa y Formigal y desde Jaca hacia Astún, Candanchú y Somport son más difíciles de resolver. En el Valle del Aragón la travesía de Castiello, Villanua y Canfranc cada vez se hacen más urgentes.

Desde el sector de la nieve se viene reivindicando desde hace años un plan global que entre todos los agentes implicados en este tema se pueda diseñar un plan general que permita mejorar las operaciones de entrada y salida a las estaciones siendo siempre conscientes de que es muy difícil en dias “punta” evitar las aglomeraciones.

Se habla de mejorar los aparcamientos a pie de pistas, potenciar los transportes públicos, reforzar la presencia de la Guardia Civil de Tráfico, coordinar la limpieza de nieve, ofrecer alternativas en la salida hacia Huesca desde el Pirineo por el puerto de Santa Barbara y coordinar con los medios informativos las campañas de información.

Para que se produzcan estos llenazos se deben dar varias circunstancias: que las pistas estén al cien por cien e inicio de temporada que es cuando más ganas hay de esquiar.

En esta ocasión el colapso automovilístico ha sido asumido sin protestas por parte de los usuarios de estas carreteras que empiezan a entender que es imposible absorber este tráfico en tan pocas horas y que no pueden hacerse “autopistas” a las pistas para días puntuales cuando el resto del año no se producen problemas.

El colapso automovilístico ha sido una constante estos dos días en los valles con estaciones de esquí. Andorra, Cataluña, Aragón y Sierra Nevada han registrado retenciones en sus accesos de entrada y salida y en carreteras y aparcamientos cercanos. En Andorra se estimaba que habían sido unos 50.000 vehículos los que habían entrado a las pistas

ASISTENCIA A PISTAS

Este pasado puente se batían todos los record de la historia del esquí aragonés. Siete de diciembre, 7.800 se citaron en Cerler, 14.400 en Formigal, 3.700 en Panticosa 5.000 en las estaciones turolenses y cifras superando, en cada una, los 4.000 en las estaciones de Astún y Candanchú. A estas cifras hay que sumar los esquiadores de fondo de Candanchú, Pineta, Llanos del Hospital y la estación Francesa de Somport que comparte circuito con Candanchú y que según su director también ha batido todos los record de la historia de este centro de esquí nórdico.

Comentarios