Monzón primer tramo de la A-22 en Huesca

La gran noticia del año se producía en junio cuándo se ponía en servicio la variante de Monzón, el primer tramo de la autovía A-22 Huesca-Lleida. Este tramo de unos doce kilómetros suponía que la capital mediocinqueña dejara de ser el semáforo de Aragón en épocas de grandes éxodos vacacionales. Pomar de Cinca y Binaced también esperan estrenar en pocos días sus variantes, que resolverán problemas de circulación en ambas localidades.

La variante propiciaba que el Ministerio de Fomento licitara cuatro rotondas para solucionar el problema en otras tantas intersecciones y la eliminación de semáforos que hará que la circulación sea más segura. Además, se está trabajando en cuestiones como la cesión de la travesía por parte de la Administración central.

Mientras el tren sigue perdiendo servicios de largo recorrido como un talgo y se advierte desde Fomento que hay que adaptarse a la realidad del AVE, es decir, mercancías y buenas conexiones con Zaragoza y Lleida desde Monzón.

El año, a nivel industrial, dejaba varios titulares importantes como la puesta en marcha de EspacioMonzón de la mano de El Corte Inglés Informática, que tiene que crear más de cien puestos de trabajo, la presentación de Metalogenia con una inversión en los próximos años de 37 millones de euros y la creación de 200 puestos de trabajo, Vicente Canales unificaba su producción en La Armentera donde mantiene 162 puestos de trabajo y OPM inicia la construcción de sus naves.

El Plan de Reindustrialización con ayudas superiores a los siete millones de euros supone una solución para empezar a desatascar la urbanización del área industrial de La Armentera. Asimismo, se daban pasos para la ampliación de Paúles ( que ha recibido un lavado de cara) y un nuevo Polígono Industrial en la partida de la Corzana. En Alcolea de Cinca se presentaba un proyecto arrocero para poner la marca brazal en el mundo.

Este año se ha puesto en marcha el ARI para el casco antiguo, donde se descubrían los restos del antiguo molino de los Moliné y los restos de muralla de época árabe. El Gobierno de Aragón adjudicaba las obras de rehabilitación del Puente Viejo, asimismo se ponía en marcha la primera fase del parque de la Jacilla. Las asociaciones estrenaban el centro Cívico. En la Comarca se estrenaba el Centro Social de Pomar y se destinaban 600.000 euros para la residencia de Fonz.

La Expo Zaragoza proporcionaba contactos con Kenia y la llegada en un tren clásico a la capital maña.

A nivel cultural Monzón acogía una serie de actos con motivo del VIII Centenario del Nacimiento de Jaime I y se planteaba que fuera la capital cultural de la Corona de Aragón. Además, el Bicentenario de la Guerra de la Independencia propiciaba el nacimiento del Premio de Novela Histórica.

Los nombres propios del año eran Adelina Jiménez que recibía la medalla al mérito del trabajo por ser la primera maestra gitana, y los de Chenoa y El Arrebato que devolvían los conciertos de pago a las fiestas. A nivel ferial, Arteria y la Feria del Libro Aragonés se veían arropadas como iniciativas como Replega, Navideas y Sí, quiero. El comercio sacaba a la calle sus rebajas.

La página de sucesos nos dejaba el señalamiento para el próximo año de dos vistas orales para sustanciar la acusación del presunto parricida para el que el fiscal pide 18 años que se verá el día 9 de febrero y para determinar la pena para el presunto autor de la muerte de su compañero de piso para el que se piden 20 años y se verá el día 9 de marzo.

Comentarios