Ana Fernández ha inaugurado las Jornadas de familias monomarentales organizadas por AMASOL

Las familias monomarentales son aquellas en las que uno o varios miembros descendientes, los hijos, dependen del sustento y la responsabilidad de un único cabeza de familia, en este caso de la madre. Este es uno de los modelos de familia que existen en la actualidad y que cada vez está más extendido, por la normalización de situaciones como el divorcio o la adopción.

Es la responsabilidad del Gobierno de Aragón intervenir para visibilizar la diversidad de las familias, ampliando así su concepto tradicional y articulando políticas de igualdad. Así lo ha reconocido Ana Fernández, consejera de Servicios Sociales y Familia, en la inauguración de las Jornadas para visibilizar a las familias monomarentales, organizadas por AMASOL.

 

La Dirección General de Familia del Gobierno de Aragón está elaborando un estudio para contabilizar y evaluar la dimensión de las familias, tanto monoparentales como monomarentales. A través de este estudio se podrán conocer las necesidades de este colectivo y el Departamento diseñará las acciones adecuadas para cubrirlas. Fernández ha señalado que este nuevo estudio se hacía necesario porque el Plan Integral de Apoyo a las Familias se elaboró teniendo en cuenta un censo que hoy se ha quedado obsoleto.

En el año 2001 existían en nuestra comunidad 36.800 familias monomarentales y 9.880 familias monoparentales (el 14 por ciento de las familias aragonesas en aquel momento). El Departamento de Servicios Sociales y Familia estima que estas cifras se quedan ahora cortas y que las familias compuestas por una madre y sus hijos ocupan una parte importante de la sociedad.

 

Las jornadas “Familias monomarentales, cada día crecemos” ofrecerán una visión realista de la situación de estas familias, analizando las causas específicas de la situación de estas madres y sus efectos, tanto para las mujeres como para sus hijos.

Comentarios