Las Cortes rechazan una Proposición No de Ley sobre la Estación de Monzón

La Comisión de Obras Públicas, Transportes y Urbanismo de la Cortes de Aragón ha rechazado la Proposición No de Ley sobre la mejora de los servicios ferroviarios en la Estación de Monzón con los votos contrarios de PSOE y Par y a favor de IU, PP y Cha.

El portavoz del PP, Antonio Torres, destacaba en la defensa que "la estación de Monzón es la gran estación del Aragón oriental. Con el Gobierno del PP se llegó a acuerdos para conectar con Zaragoza y Barcelona y mejoras como lanzaderas a Lérida o aumento de las plazas de parking, y permitiera una buena conexión con la alta velocidad".

Torres apuntaba que "estos compromisos han sido ratificados por el señor Morlán, pero no se han cumplido ninguno de ellos. Además,se ha visto como en los últimos años han disminuidos los servicios ferroviarios tanto del regional como larga distancia. Por ello el PPpresenta la Proposición No de Ley en la que pedía que los horarios fueran compatibles con la alta velocidad de Zaragoza y Lérida, que uno de los servicios de Cataluña Express que une Lérida y Barcelona, se amplíe hasta Monzón, cumpla los compromisos de mejora de accesos, estudiar conexión entre Monzón y Madrid.Torres aseguraba que "hemos recibido el apoyo devarios Ayuntamientos y de varias asociaciones" y concluía afirmandoque"no le encontraríamos ningún sentido a que se votase una cosa diferente en las Cortes  a la que se votó en el Ayuntamiento,donde todos los grupos mostraron su apoyo a la iniciativa.

Torres defendía también la recuperación de la línea de Canfranc y pedía un mayor interés por parte del Gobierno.

El portavoz del PSOE, Ricardo Berdié, negaba que el Ejecutivo autónomo haya tirado la toalla en este asunto y como ejemplo recordaba que “la DGA financia dos trenes diarios entre Zaragoza y Monzón pagando un millón trescientos mil euros al año” y añadía que “el transporte siempre se subvenciona, sea privado o público.  Y el valor nunca se paga con el billete del usuario, es deficitario”. Asimismo, Berdié recordaba que la respuesta del Gobierno de Aragón ante estos problemas es la intermodalidad.

Igualmente, el representante del PAR, Miguel Ferrer, puntualizaba que “cada zona de Aragón tiene problemas distintos” y que “el Gobierno de Aragón no puede hacer nada si el estatal decide que quiere quitar el tren Barcelona-Vigo, como mucho poner lanzaderas para que los usuarios puedan acceder a este servicio”. Por último, garantizaba que se estudiará “la tendencia del mercado y la demanda, que hoy no pasa por Monzón”.

Por su parte, el diputado de CHA, Bizén Fuster, se refería a los partidos del Gobierno y les reprochaba que “un secretario de Estado aragonés suprima las paradas de talgo sin escuchar la solicitud del alcalde de Monzón”. Asimismo, ironizaba y comentaba que “para decirnos esto bastaba con que el funcionario de la ventanilla de turno nos dijera que es más barato el autobús”.

Adolfo Barrena, portavoz de IU,solicitaba a la DGA que “además de cuidar la alta velocidad, cuide también el ferrocarril convencional”. En este sentido, ha reprochado que “se negocien convenios con Renfe para cubrir pérdidas sin exigir nada a cambio” y que “Víctor Morlán, un oscense de pro, cierre servicios sin ofrecer alternativas”. Por último, criticaba que Renfe y Adif, siendo empresas privadas, reciban subvención.

Comentarios