Sanidad y asociaciones de jugueteros refuerzan la garantía de la seguridad de los juguetes

Un total de 756 juguetes (un 31,8% de todos los productos notificados a través de la Red de Alerta) han sido alertados en lo que va de año 2008 y 426 han sido analizados en el Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC), según ha informado la directora general de Consumo, Etelvina Andreu en el acto de presentación de la guía del juguete Juego, Juguete y Seguridad, elaborada por la Fundación Crecer Jugando.

 

RED DE ALERTA

 

El 85,45% de los 756 juguetes notificados a la Red de Alerta procedían de un país asiático, fundamentalmente de China, y el 10,05% eran de origen desconocido. El resto procedían de países comunitarios (3,44%) y de otros países (1,06%).

 

El principal riesgo detectado fue el de asfixia (44,18%), seguido del de intoxicación (26,32%) y lesiones diversas (22,75%).

 

Los tipos de juguetes más alertados fueron muñecas y accesorios (10%); coches, barcos, aviones y helicópteros (9,6%); teléfonos de juguete (6,7%), peluches (6%) y triciclos, bicicletas y patinetes (4,6%)

 

Es de destacar que aproximadamente el 5% de las alertas fueron notificadas por los propios productores y que se han destruido o retirado del mercado unos 565.000 juguetes.

JUGUETES ANALIZADOS

 

Por su parte, el CICC analizó en el año un total de 426 muestras de juguetes, de los que 306 (71,83%) eran de origen chino, de los cuales el 58,17% incumplía la legislación comunitaria y el 30,39% eran correctos. Los restantes, el 9,15%, están en proceso de análisis.

 

De otros 58 (13,62% del total) no constaba la procedencia, incumplían 27 (46,55%) y se están analizando 25 (43,1%). Sólo 5 (8,62%) cumplían todas las determinaciones.

 

En tercer lugar, en cuanto a número de juguetes analizados, estuvieron los de origen español. Se analizaron 41 (9,62% del total), de los que se registraron incumplimientos en 3 (7,31%), 15 (36,58%) eran correctos y 23 (56,1%) están en proceso analítico.

 

En el caso de los productos de origen español, el relativamente alto número de muestras enviadas está motivado por el especial celo de las autoridades españolas competentes en materia de control de mercado, especialmente en estas fechas navideñas, para preservar la calidad de los juguetes fabricados en nuestro país y por el peso proporcional en el mercado español de los productos de origen nacional.

 

Para aumentar la seguridad de los juguetes, se han reforzado los controles en aduanas y se ha elaborado material informativo sobre seguridad de productos infantiles para su distribución a través de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor y el Consejo de Consumidores y Usuarios.

 

A estas acciones informativas viene a sumarse la guía del juguete que se ha presentado.

 

JUEGO, JUGUETE Y SEGURIDAD

 

La revista Juego, juguete y seguridad, elaborada por la Fundación Crecer Jugando constituye, según Etelvina Andreu, una guía de los factores básicos que debe tener en cuenta el consumidor cuando decida adquirir un juguete. Para que tenga la mayor difusión posible está prevista una distribución inicial de 2.000 ejemplares en distintos ámbitos.

 

Su objetivo central es preservar la seguridad del sujeto más desprotegido, el niño, como usuario de juguetes, de modo que el juego, que debe ser un aliado en su desarrollo integral, no se convierta en una fuente de problemas.

 

Trata de ofrecer al adulto que toma la decisión de compra pautas que le permitan comparar, elegir y adquirir el juguete que más se ajuste a sus necesidades, a la edad y a la capacidad intelectual del niño, de modo que no se produzcan situaciones de alarma.

 

También contiene un mensaje para el comprador en lo que afecta a la protección de sus intereses económicos. Se alude a la garantía que deben tener estos artículos y se recomienda comprar en sitios seguros cuando se opta por el comercio electrónico.

 

La directora general de Consumo, en la presentación, ha resumido el contenido de la revista diciendo que lo que se persigue con ella es que “compremos con criterio”, que es el lema de la campaña que acaba de desarrollar el Ministerio de Sanidad y Consumo.

 

Andreu, además, ha hecho hincapié en que tanto si se compra en comercios físicos como si se hace a través de la Red, habría que elegir aquellos comercios en los que conste su adhesión a un código ético de conducta que “conlleve la solución de los posibles problemas que pueda ocasionar la compra mediante sistemas extrajudiciales, como es el arbitraje de consumo”.

 

SECTOR ESPAÑOL DEL JUGUETE

 

El censo de fabricantes del sector de juguete está constituido por 215 empresas que emplean directamente a más de 5.000 personas.

 

Una de las características del sector es su alto nivel de concentración geográfica que se centra en dos zonas: Comunidad Valenciana (44,9% de las empresas) y Cataluña, en donde radica un 27,6%.

 

La facturación de estas empresas alcanzó en 2007 los 1.036 millones de euros, con un crecimiento del 6,06% respecto al año anterior. España ocupa el segundo puesto como industria fabricante dentro de la Unión Europea.

 

En la exportación obtuvo un volumen de ventas de 400 millones de euros, aproximadamente el 40% del total de la exportación.

 

En el año 2008 las exportaciones se han incrementado en 5,13 millones de euros, un 1,9% superior a lo alcanzado en el mismo período (enero-septiembre) del año anterior.

En la presentación, celebrada en la sede del Instituto Nacional del Consumo (INC), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, la directora del INC ha estado acompañada por el presidente de la Fundación y de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), Jose Antonio Pastor.

 

También han asistido la presidenta de la Asociación Internacional del Juego, Inma Marín, y representantes de la Asociación de Comerciantes de Juguetes (ANCOJ).

 

Comentarios