Jornada de clausura del congreso Internacional de Turismo Activo Deportivo

La presentación de las comunicaciones, la firma del convenio de adhesión de ANETA a UPTA Autural, la presentación del libro “Gestión del riesgo en montaña y en actividades al aire libre” de Alberto Ayora y la lectura de conclusiones, son las actividades que clausuran este viernes el II congreso Internacional de Turismo Activo Deportivo que se desarrolla en el centro de congresos y exposiciones de Barbastro, organizado por la Asociación Nacional y Aragonesa de Empresas de Turismo Activo.

El congreso ha pretendido analizar la situación actual del sector y ser la plataforma de debate y actuación que posicione a las empresas de turismo activo dentro del marco legal, de seguridad, calidad y competitividad, en función de las expectativas de crecimiento y la inserción en el marco europeo de estas actividades turísticas. Juan Bazán, presidente de la Asociación Aragonesa de Empresas de Turismo Activo, ha explicado que el congreso pretende ser un “foro de debate anual sobre estos temas de gran importancia para el sector”.

NORMAS DE CALIDAD Y FORMACION

Normas de calidad y formación han sido dos de los temas más destacados que han abordado en profundidad los ponentes y participantes. Respecto a la calidad, los ponentes han destacado la importancia del establecimiento de normas de calidad como proceso de autorregulación voluntario de las empresas por encima de las exigencias legales. En este sentido se plantean las normas de calidad como herramientas de gestión, promoción y competitividad, adelantándose a la demanda del mercado. Según se ha concluido, para el establecimiento de las normas de calidad sobre turismo activo es indispensable un debate intenso entre todos los agentes y contemplar los requisitos para las distintas y plurales actividades, de manera que se cumplan los preceptos reglamentarios.

La formación de los profesionales del turismo activo, se ha planteado, desde diferentes puntos de vista, la necesidad de que converjan los requisitos profesionales que exigen las empresas que operan en el sector, con las cualificaciones establecidas por los diferentes organismos que implantan los parámetros educativos para la formación de dichos profesionales.

Asimismo los debates en torno a la “Armonización de legislaciones en el turismo activo” y la “Salud y prevención de riesgos laborales”, han puesto de manifiesto algunas de las situaciones más complejas que afronta el desarrollo de esta actividad.

Comentarios