La Operación Especial Navidad de tráfico se pone en marcha

20031011Tráfico.jpg

 

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha hasta las 24 horas del miércoles 7 de enero un dispositivo especial, denominado Operación Especial Navidad 2008/2009. Desde esta jornada se espera que la circulación sea intensa por las carreteras, primero por el fin de semana y segundo por los desplazamientos que se realizan en el regreso a casa de las navidades de muchos españoles. En la provincia de Huesca no se esperan grandes problemas, salvo en dirección al Pirineo a las estaciones de esquí, especialmente en este fin de semana.

El operativo se desarrolla en tres fases coincidiendo con las principales festividades de estas fechas y el mayor número de movimientos de vehículos. La primera, “Navidad”, se desarrollará del miércoles 25 al domingo 28 de diciembre. La segunda “Fin de año” se prolongará desde el miércoles 31 de diciembre de 2008 hasta el domingo 4 de enero de 2009 y la tercera y última “Reyes”, del lunes 5 al miércoles 7 de enero de 2009.

 

En el periodo navideño del pasado año fallecieron 100 personas, es decir, casi seis cada día. En el año 2000, en el mismo periodo, se produjeron 13 muertos diarios, del total de 215 fallecidos. En la provincia de Huesca se produjeron 35 accidentes con 3 muertos y 47 heridos en el pasado año en Navidad.

 

Las carreteras más afectadas serán las que se dirigen a zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, zonas de atracción turística invernal, áreas de grandes centros comerciales y lugares de segunda residencia.

 

El hecho de tratarse de fechas invernales y propicias para celebraciones, el conductor que se ponga en carretera además de tener en cuenta las recomendaciones habituales de la DGT, debe abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas (la Navidad es un periodo propicio para la mayor ingesta de alcohol); tener mayor precaución en los trayectos cortos y nocturnos y prestar atención a la circulación en invierno, informándose sobre las condiciones meteorológicas adversas en carretera, que pueden aparecer en cualquier momento y llevar, en su caso, los elementos imprescindibles para circular en ellas.

 

Para poder vigilar y controlar la seguridad vial, se ha establecido un dispositivo que cuenta con personal dependiente de la Dirección General de Tráfico y de otras entidades: más de 500 funcionarios y personal técnico especializado en los centros de gestión de Tráfico; 9.150 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (800 más que el año pasado) y empleados de las empresas de conservación y explotación y de las vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

 

Además de los medios humanos, la DGT cuenta con 1.121 cámaras de televisión, 2.060 estaciones de toma de datos, más de 1.711 paneles de mensaje variable instalados en las carreteras y 18 helicópteros que actúan en misiones de vigilancia desde sus bases de Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y A Coruña.

 

También se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria. Asimismo, se paralizarán las obras en carreteras, se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada y se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.

 

La Dirección General de Tráfico ofrece gratuitamente información del estado de la circulación y de las incidencias que pueden afectarla, desde teléfono móvil, Internet, teletexto, teléfono fijo y en los boletines informativos de radio.

 

Comentarios