2008: Año Jubilar Laurentino y con una nueva Parroquia en Huesca

En este año 2008, la Iglesia en Huesca ha vivido importantes momentos. La celebración del 1750 aniversario del Martirio de San Lorenzo supuso la declaración de Año Jubilar Laurentino. Además, se inauguraba la nueva Residencia de Sacerdotes, en el antiguo convento de las Siervas de María, y en el mes de octubre, se erigía una nueva parroquia, la de San Francisco de Asís, que todavía no tiene iglesia.

La figura de San Lorenzo ha sido muy especial en este año. El 15 de febrero se cumplió el 50 aniversario de la Consagración de la Basílica y del altar mayor de San Lorenzo, por el Obispo de Vitoria, Francisco Peralta Ballabriga. Además, el 14 de marzo, se celebró el 4º centenario de la colocación de la primera piedra de la actual basílica. Ambas efemérides se celebraron con una solemne misa el 15 de febrero, en la que participaron todos los sacerdotes que, a lo largo de 50 años, han trabajado en algún momento en esa parroquia. Además, el 10 de agosto se cumplieron 1750 años del martirio y muerte de San Lorenzo. Ese día, antes de comenzar el pontifical, se cerraron las puertas de la Iglesia. El Obispo protagonizó un rito, por el que debía llamar tres veces a la puerta, recitando varias oraciones y contestando las preguntas que se le hacían desde el interior. Cuando se abrió la puerta principal, con ella quedó abierto el Año Jubilar Laurentino.

El 5 de octubre se inauguró la nueva parroquia de San Francisco de Asís, cuya acta de erección había sido firmada por el Obispo el día 4, coincidiendo con la festividad del santo. Su sede se encuentra ubicada en la casa de los Hermanos de la Cruz Blanca, mientras no se construya una nueva iglesia, en la zona sur de los Olivos. El nuevo párroco es Rafael Samper. La lejanía de la basílica de San Lorenzo de las nuevas zonas de este barrio, cada vez más pobladas y con nuevos polígonos de viviendas, llevó al Obispado a tomar la decisión de crear esta nueva parroquia.

En el mes de marzo, en este caso coincidiendo con el Día del Seminario, se inauguró la nueva Residencia de Sacerdotes, tras dos años de obras y una total restauración del antiguo convento de las Siervas de María. La residencia cuenta con dos edificios con un total de 17 plazas para sacerdotes de edad avanzada, además de cocina, comedor, capilla y sala de reunión.

La Conferencia Episcopal Española también renovó su presidencia, este año, resultando elegido, Antonio Mª Rouco Varela. El Obispo de Huesca y Jaca, Jesús Sanz, ocupa de nuevo un puesto en la comisión Permanente de la Conferencia, al haber sido elegido presidente de la comisión Episcopal para la Vida Consagrada, además de miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe.

Se resolvió, además, una polémica que se había suscitado, cuando la Iglesia oscense no permitía tomar su Primera Comunión a un niño oscense celíaco, utilizando hostias sin gluten. Tras varias gestiones por ambas partes, finalmente, se consiguió, a través de la diócesis de Pamplona, unas formas especiales, que contenían una mínima cantidad de gluten de trigo, con lo que la materia empleada era válida para la Consagración Eucarística, sin que perjudicase la salud de los celíacos. Además, el Obispado de Huesca publicó un documento con orientaciones a los sacerdotes, con el fin de facilitar la comunión a las personas celíacas y, a la vez, cumplir los requisitos que la Iglesia establece para que una materia sea válida para la Consagración Eucarística.

Finalmente, hay que recordar que la parroquia y la cofradía de San Lorenzo restauraron este año la peana del Santo, unos trabajos valorados en torno a los 6.000 euros y que realizó la empresa Summa Conservación y Restauración.

Comentarios