Año nuevo, problemas viejos

Luis Abadías

Los problemas y dificultades que está teniendo la SD Huesca para su trabajo diario no nos suenan a nuevo a los que llevamos muchos años metidos en esto del deporte. Hace 25 años el Peñas de baloncesto sufría los mismos problemas e inconvenientes para el día a día poder desarrollar su actividad como equipo profesional, que no entiende ni de festivos ni de horarios y otras situaciones que no todo el mundo llega a comprender.

Recuerdo en su día que era habitual tener que ir pidiendo ‘favores’ para entrenar en determinados días y horas en el viejo pabellón del Parque y cumplir con la normativa ACB de facilitar la pista de entrenamiento a los rivales y en aquel caso eran los Real Madrid, Barcelona, Unicaja etc...el día antes de los partidos.

Ahora el Huesca tiene que pedir los mismos ‘favores’ para entrenar. Las lluvias impiden poder realizar los entrenamientos en el campo del Alcoraz y no es lógico hacerlo en césped natural en otras localidades próximas, ante la falta de un campo en condiciones en la capital, puesto que sería perjudicar a los clubes de esas poblaciones que llevan colaborando con el Huesca desde hace ya un tiempo.

El césped artificial es la solución (no la mejor según los técnicos) y a lo único que le queda por agarrarse al Huesca. Lógicamente las instalaciones están solicitadas por otros clubes y nos encontramos con que los festivos los campos municipales están cerrados por lo que se ha tenido que pedir otro ‘favor’ para realizar los entrenamientos de estos días y que al fin y al cabo son la actividad profesional y el trabajo del equipo de la SD Huesca.

El viejo pabellón del Parque tenía goteras también como le sucede ahora al Alcoraz. Es decir, la historia se repite. Sin buscar culpables, esta claro que de errores pasados se aprende y parece que en este caso, la falta de previsión o de apoyos, lleva a jugadores y técnicos a vivir el día a día con todos estos problemas que esperemos no pasen factura en los partidos.

Tener un grupo humano comprometido lleva a solventar todo ello con la mejor cara posible. De todas formas nos deberíamos mentalizar que tenemos en Huesca un equipo profesional y que no es lo mismo el deporte de ocio y entretenimiento que el tener una responsabilidad cada semana de rendir al máximo y eso tarde o temprano igual lo podría acusar el Huesca por lo que da la sensación que falta esa sensibilidad y esa comprensión en algunos.

Comentarios