El año 2009 espera la mejora de la ley de dependencia

2004010329 discapacidad.jpg

En el año que comienza, la sanidad continúa planteándose retos para mejorar su servicio sanitario. Reducir los tiempos de espera es uno de los objetivos de cada año, y especialmente en el hospital barbastrense. Otro objetivo es el aumento de las intervenciones de la nueva Unidad de Implantación de Marcapasos que comenzaba a funcionar el pasado mes de octubre. 2009 también será el año en el que finalice la primera campaña de vacunación contra el virus del papiloma. Por otro lado, en cuanto a servicios sociales se refiere, queda pendiente la apertura del centro de día para ancianos asistidos Casa Aísa, el pago completo de la casa familiar de la Cruz Blanca o la mejora de la implantación de la ley de dependencia.Con las nuevas gerencias de las áreas de salud de Huesca y Barbastro se espera dar un cambio a la situación de ambos centros, pero para solucionar las listas de espera del hospital barbastrense serán necesarios un mayor número de especialistas que atiendan a una población similar a la del área de Huesca.

La nueva Unidad de Implantación y Seguimiento de Marcapasos espera llegar a pleno rendimiento en el año próximo, y entonces se estima que se realicen entre 3 y 4 implantes de marcapasos y más de 10 trabajos de seguimiento a la semana.

La vacuna contra el papiloma virus concluirá su campaña en junio de 2009 y en su primera fase ha llegado a 940 altoaragonesas de 14 años, prácticamente el 100 por 100. Estas inyecciones suponen, según estudios, proteger a las adolescentes del 75% de las lesiones causantes del cáncer de cuello de útero.

En cuanto a los Servicios Sociales, todavía está por llegar la apertura del centro de día para ancianos asistidos Casa Aísa, que lleva casi dos años acabado pero sin comenzar su actividad. Algo parecido ocurre con la residencia Lorenzo Loste, cuyas obras no han finalizado y por lo tanto su apertura para acoger a menores tendrá que esperar.

La completa financiación de la nueva Casa Familiar de la Cruz Blanca tiene pendiente un tercio de lo financiado por Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, 670.000 euros. La consejera de Servicios Sociales aseguró que se cumpliría con la financiación en el mes de enero de 2009.

Quizás el mayor reto que tiene el departamento de Servicios Sociales para el 2009 es que la ley de dependencia amplíe su cobertura y cumpla con el objetivo de su creación, ayudar a todas las personas discapacitadas y a sus familias.

Comentarios