La Guarguera vuelve a denunciar el mal estado de la carretera A-1604

Desde la Asociación la Guarguera Viva se ha denunciado en más de una ocasión la situación de la calzada que se encuentra en un estado lamentable en la carretera citada, que discurre paralela al río entre la N-330 y Boltaña. En noviembre del pasado cursaron un escrito a la titular de la Dirección del Servicio Provincial de Ordenación Territorial, Urbanismo y Transporte del Gobierno de Aragón en Huesca, María Jesús Tobar, para comunicarle su preocupación por el estado de la carretera y solicitar intercambiar información sobre las necesidades, presupuesto y mantenimiento de dicha carretera.

Raquel Artigot, secretaria de la Comisión de la Carretera de la asociación vecinal, ha indicado a esta redacción, que desde “ hace unos 5 años la brigada que dependía directamente de la administración y se encargaba de pequeñas tareas, como despejar los arcenes de piedras, dejó de existir. En la actualidad es una empresa, creemos que con sede en Barbastro, la que tiene adjudicado el mantenimiento de la carretera, y el servicio ha empeorado ostensiblemente. Las piedras caídas en el firme son echadas a las orillas por la máquina quitanieves y ahí se acumulan indefinidamente”.

La última actuación de mejora importante se produjo en el año 2002, pero justo después se autorizaron varias extracciones de grava. “El paso continuado de camiones muy cargados produjo considerables desperfectos en el firme, que no han sido subsanados por las empresas adjudicatarias. Las únicas mejoras han sido algunos parcheos puntuales realizados los dos últimos años, motivados por el paso de la Vuelta Ciclista a España”.

Artigot señalaba que “ se producen desprendimientos importantes y actualmente una roca de varias toneladas amenaza con caer sobre la carretera, como consecuencia de la nieve y bajas temperaturas que inciden mas en las grietas. Creemos que sería necesaria alguna actuación de desmonte en las zonas más peligrosas. Casi cada año alguno de estos desprendimientos corta la circulación, y podría provocar graves accidentes de coincidir con el paso de algún vehículo”.

Por el momento no se plantean otras acciones, aunque “ después de tres meses todavía están a la espera de que nos contesten, lo que nos parece una muestra más del abandono que sufre la A-1604, una carretera que diariamente es transitada por servicios como el de Correos y el transporte escolar de alumnos que se desplazan a los institutos de Sabiñánigo , además de los numerosos vecinos que transitan a esta y localidades para trabajar y todos los visitantes de la zona”.

Comentarios