Monzón presenta el programa EVA para mujeres altamente vulnerables

La Concejalía de Políticas de Igualdad ha elaborado el Programa EVA con la finalidad de “apoyar a la mujeres inmigrantes que por diversas circunstancias personales ejercen la prostitución y carecen de instrumentos para salir de ese mundo y lograr la inserción en nuestra sociedad”. La iniciativa da respuesta a las recomendaciones del Congreso de los Diputados de poner en marcha un Plan contra la Explotación Sexual articulado en dos segmentos: la atención integral a las mujeres en situación de prostitución y la adopción de medidas de sensibilización para disminuir este fenómeno.

Mercedes Álvaro, concejal del área, apunta que “apenas hay servicios en la provincia que se ocupen de esta problemática y, si bien no se puede hablar de exclusión económica, sí de estigmatización, rechazo e incomprensión, explotación laboral y, en la mayoría de los casos, imposibilidad de regularizar la situación administrativa porque su trabajo no es “legal”; además, las fuertes demandas económicas de la familia les impiden cambiar de vida”.

El Programa EVA recoge acciones directas como la visita a locales en los que se ejerce la prostitución (el equipo de profesionales encargado tratará de ganarse la confianza de las mujeres y les brindará todo tipo de información), el reparto de material preventivo para mantener relaciones sexuales con seguridad, un Taller de Prevención del VIH-SIDA, un Taller de Economía en el Ámbito Doméstico, cursos de español y habilidades domésticas, orientación sociolaboral y jurídica, atención psicológica…

Según los datos estadísticos disponibles, el 98 por ciento de las mujeres inmigrantes que ejercen la prostitución se encuentran en situación irregular. El presupuesto del Programa EVA se eleva a 43.750 euros, y el Ministerio de Trabajo e Inmigración ha concedido al Ayuntamiento una subvención de 35.000 euros. “Es necesario que las administraciones se involucren a fondo para que estas mujeres no vean vulnerados sus derechos. Por desconocimiento de la ley que les ampara o por inadecuación de los servicios comunitarios, son víctimas invisibles de múltiples formas de violencia que rara vez denuncian”, ha subrayado Álvaro, quien espera que el Ministerio reedite anualmente la subvención.

La Concejal presentó el Programa el lunes al Consejo Sectorial de Igualdad, cuyos miembros lo valoraron. La ejecución por delegación queda en manos de la asociación de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca. Álvaro ha tenido interés en señalar que esta entidad “hace tiempo que realiza esta labor en la provincia”. Así, el Programa EVA y la subvención ministerial vienen a facilitar ese trabajo y dotarlo de más medios. Según recoge el acuerdo alcanzado, los técnicos de la asociación también se encargarán de poner en marcha el Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades aprobado recientemente por el Ayuntamiento.

Comentarios