Cuatro de cada cinco Pymes afirma que ha tenido problemas para acceder a la financiación externa

Cuatro de cada cinco Pymes que en los últimos tres meses se ha dirigido a las entidades financieras para pedir financiación externa (un 80%) afirma que ha tenido problemas. Según la “Encuesta sobre el Acceso de las Pymes a la financiación ajena”, que han elaborado las Cámaras de Comercio, de este colectivo, el 17% no ha conseguido el crédito y el 83% restante manifiesta que se han endurecido considerablemente las condiciones que las entidades les han exigido a la hora de acceder a la financiación.

En cuanto a las condiciones de financiación, para el 59% de las pymes el volumen de financiación ofrecido se ha reducido; el 76% afirma que se han encarecido los gastos y comisiones; el 71% manifiesta que han aumentado las exigencias de avales y garantías; y al 25% de las pymes se les ha requerido garantías de carácter personal.

Asimismo, según los datos de la encuesta de las Cámaras de Comercio, para más de las 3/5 partes de las empresas que han acudido a entidades financieras se ha incrementado el coste de la financiación y dilatado el plazo de respuesta. Además, a un 26% se les ha exigido un plazo de devolución más reducido de lo habitual.

Financiación ICO

Sobre la financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), un 22% de las pymes que han acudido a las entidades financieras, han solicitado líneas ICO. De éstas, el 50% ha encontrado obstáculos por parte de la entidad para su concesión. La mitad de estos empresarios destacan que han detectado problemas de falta de información, complejidad en la tramitación, así como unas condiciones demasiado exigentes.

Destino de la financiación

En cuanto al destino de la financiación externa demandada por las empresas, más del 87% afirma que es para financiar circulante, es decir, para hacer frente a las necesidades de liquidez inmediata, ya que el 79% manifiesta que ha experimentado un retraso en los pagos de sus clientes. Mientras, un 24% afirma que ha acudido a las entidades financieras para iniciar proyectos de inversión y un 10% para refinanciar deuda.

Por otro lado, otro dato revelador de la encuesta, es que algo más de la mitad de las pymes han tenido problemas con su entidad habitual para renovar sus líneas de financiación y un 25% se han visto obligadas a paralizar proyectos de inversión. Sólo un 3% ha recurrido a Sociedades de Garantía Recíproca.

Evolución de las condiciones de acceso a la financiación desde diciembre 2008

Entre finales de diciembre de 2008 y principios de enero de este año, las Cámaras realizaron un primer sondeo de contenido similar a la encuesta actual. De la comparación de los resultados de ambos trabajos, se destaca que ha aumentado el número de empresas que han recurrido a la financiación externa, un 80% en la primera oleada frente al 82% de la actual, y que ha aumentado el porcentaje a las que no les ha sido concedida la financiación, del 11% se ha pasado al 16%.

Asimismo, las condiciones de financiación se han endurecido más: se han incrementado las exigencias de garantías (61% frente al 71% actual), así como los gastos y comisiones (51% al 76%). También se ha reducido el volumen de financiación ofrecido (39% al 59%) y el plazo de devolución (20% al 26%). Sin embargo, los costes de financiación y el plazo de respuesta de la entidad se han moderado (66% frente al 62%, y 65% al 61%, respectivamente).

Otra de las diferencias entre ambos sondeos radica en que cada vez es mayor el número de empresas que necesitan financiación externa para circulante (80% en la primera oleada y 88% en la segunda).

El colectivo de empresas españolas, en particular las PYMES, está encontrando notables dificultades en el acceso a la financiación ajena, como consecuencia del rápido e intenso deterioro del contexto económico y de las incertidumbres de tipo financiero actualmente existentes. Para las PYMES, la escasez de recursos financieros constituye un problema de primera magnitud, que hace peligrar no sólo sus proyectos de expansión o de inversión, sino, incluso, la continuidad de su operativa habitual.

Por ello, las Cámaras de Comercio pretenden conocer de primera mano los cambios en las condiciones financieras a las que se enfrentan las empresas, destacando los obstáculos y las dificultades de financiación encontradas. Así como informar con celeridad sobre la situación del mercado financiero y las demandas empresariales a fin de mejorar la toma de decisiones.

Para ello se ha puesto en marcha esta encuesta que permita un seguimiento pormenorizado y continuado de la realidad de las PYMES españolas en relación con sus necesidades de financiación.

En concreto, se trata de encuestas estadísticamente significativas dirigidas al colectivo de empresas de entre 1 y 249 trabajadores (1.660.000 compañías), en el ámbito nacional, con una periodicidad quincenal.

Comentarios