El Huesca, a tope para recibir al Nástic

Si no surgen problemas de última hora, Antonio Calderón dispondrá de todos los jugadores para el partido de este domingo ante el Tarragona en el Alcoraz. Vuelta a casa lo que sin duda es un aliciente más ya que la afición tiene ganas de volver a ver al equipo y los jugadores de ofrecer un nuevo triunfo a los aficionados.

El partido de este domingo es el primero de un mes de febrero que se antoja muy importante para el devenir de la temporada para la SD Huesca y es que con tres partidos en casa y si se consiguen asegurar los puntos del Alcoraz se podría dar un paso de gigante para la permanencia. De todas formas, hay que ser prudentes como señala Antonio Calderón que apunta que la situación es buena, pero que no se puede bajar la guardia y lo mejor es ir partido a partido: “Es un equipo con unos futbolistas con una gran trayectoria y por unas cosas u otras no están teniendo una regularidad que le haría estar disputando los puestos de arriba, pero si miras la plantilla que tiene. El entrenador que tiene, entonces te das cuenta que en cualquier momento se puede meter arriba, si encadena una racha de buenos resultados”

El equipo está con ganas y todos disponibles lo que sin duda es importante para que el trabajo diario se vea reflejado en el campo en los partidos. El entrenador tiene claro que esta es la línea y que todos están perfectamente capacitados para jugar: “Algunas veces puedo parecer repetitivo, pero estamos encantados de cómo está entrenando el equipo. Muy bien, con intensidad, muy concentrados, intentando hacer todo lo que se le pide y nos queda un día para elegir los 18 que se cambiarán y el once que consideramos ideal para este partido”.

El Huesca tiene 30 puntos que son muy valiosos a estas alturas del campeonato en las que la clasificación se está empezando a fraccionar en la lucha por arriba, la tranquilidad y sobre todo por evitar los puestos de descenso. Lo que sí es claro que esa confianza que se transmite será fundamental que se mantenga de cara a estas próximas semanas.

El Alcoraz está listo para el encuentro del domingo, en el que se espera que la afición oscense abarrote el estadio para arropar al equipo como lo ha hecho durante toda la temporada. Más de doscientos aficionados se desplazan desde Tarragona, así que el ambiente será impresionante. El domingo las taquillas estarán abiertas en horario de 11:00 a 13:00 h. y desde dos horas antes del partido.

Las directivas de la S.D. Huesca y el Nàstic de Tarragona celebrarán el próximo domingo una comida de hermandad en el restaurante Doña Taberna de Huesca. El presidente de la S.D. Huesca, Armando Borraz, y varios directivos azulgranas compartirán mesa y mantel con los representantes del club tarraconense como prolegómeno al encuentro que se disputará a partir de las cinco de la tarde.

Comentarios