La procesión del Viernes Santo en Huesca contará, este año, con un nuevo recorrido

La Archicofradía de la Santísima Vera Cruz ha decidido variar el recorrido de la procesión del Santo Entierro, ante la falta de público en las aceras, en el tramo de los Cosos Alto y Bajo, entre las calles Moya y Goya, cuando la procesión se encuentra ya de regreso hacia los almacenes de la iglesia de Santo Domingo. El nuevo trayecto subirá por la calle Moya, pasando por la plaza López Allué y la calle Cuatro Reyes, para bajar de nuevo por la calle Goya. Esta decisión ha sido consultada con los cofrades que portan los pasos (principalmente aquellos que van a hombros), al ser ellos los principales afectados por esta medida.

Los responsables de la Archicofradía intentan evitar, con este nuevo recorrido, que el último tramo de la procesión, ya de noche, tarde y en ocasiones con mucho frío, se vea muy desangelado, casi sin gente viéndolo. Creen que si discurre por las calles del Casco Antiguo, más oscuras y más recogidas, el final de la marcha podría verse un poco más animado, aunque contara cn menos espectadores. Hay que recordar que este año, además, la procesión tendrá con una nueva cofradía, la del Cristo de los Gitanos, que también portará su paso a hombros. El nuevo recorrido, a pesar de su dificultad porque contará con cuestas, supondrá unos 50 metros menos de distancia que el actual.

La Archicofradía celebrará Asamblea este jueves, y será entonces cuando se apruebe de forma definitiva este nuevo recorrido.

Por otro lado, la Cofradía del Santo Cáliz elegía en estos últimos días un nuevo prior. En los próximos meses se hará cargo de ella Francisco Javier Montaner. El Santo Cáliz cuenta en la actualidad con 300 cofrades.

Comentarios