El obispado de Lérida solicita a la Generalitat las obras para entregarlas a Barbastro-Monzón

La carta enviada por el obispo de Lérida, Joan Piris, solicitando al Consejero de Cultura de la Generalitat las obras de arte para entregarlas a la diócesis de Barbastro-Monzón va a ser uno de los temas centrales que tratarán los miembros del Consorcio del Museo de Lérida, en la reunión que van a mantener este jueves y que estará presidida por el Consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras.

Piris, en la misiva, pide a la Generalitat que pueda disponer libremente de las obras de arte en litigio con la diócesis de Barbastro-Monzón para así poder cumplir con las exigencias del Vaticano y entregarlas a Aragón. En la carta enviada al Consejero de Cultura, el obispo de Lérida solicitaría permiso oficial preceptivo para disponer de las obras en correspondencia con el acuerdo suscrito por Javier Salinas en junio del año pasado.

Desde la Consejería de Cultura de la Generalitat se manifiesta la esperanza en mantener la unidad de actuación en todas las instituciones políticas y religiosas que representan a Lérida en el Consorcio, al mismo tiempo que desea que no se rompa la unidad de todas las instituciones, como hasta ahora. La Consejería de Cultura en los últimos meses ha apostado por alcanzar acuerdos mientras que desde Barbastro-Monzón se exige primero la devolución y después los acuerdos. El obispo de Lérida también pone de manifiesto en la carta su malestar ante la cesión de una obra en litigio para una exposición en Filadelfia en 2010. El Nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro, a instancias de Aragón, manifestó su queja a Piris por este traslado artístico y le exigió la devolución de las 112 piezas de arte.

No es la primera vez que desde el obispado de Lérida se solicita permiso para entregar los bienes. El anterior obispo de Lérida, Francisco Javier Ciuraneta, pidió el correspondiente permiso a la entonces Consejera de Cultura, Caterina Mieras. El documento presentado en su momento por Mieras no fue ratificado por la diócesis Barbastro-Monzón ya que las condiciones para la devolución eran “inaceptables”, según se manifestó en aquel momento.

LA JUEZ SUSPENDE LA AUDIENCIA DE LA CAUSA CIVIL POR LOS BIENES

Respecto a la vista previa al juicio por los bienes prevista también para este jueves ha quedado suspendida. La magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Lérida, Beatriz Terrer, que instruye las diligencias abiertas a raíz de la demanda civil de la asociación “Amigos del Museo” de Lérida, para dirimir la propiedad de 83 de los 112 piezas de arte en litigo, ha dictado una providencia en la que recuerda que hay varios recursos pendientes de resolución “pudiendo generarse por ello indefensión” si la citada audiencia tuviera lugar. El obispado de Lérida había pedido que se aplazara la audiencia previa hasta que no se resolviesen los recursos presentados por el abogado Jorge Español, mientras que el obispado de Barbastro se oponía a aplazar la vista para no demorar más el pleito.

El conflicto entre los obispados se inició en 1995 con la segregación de 111 parroquias ubicadas en la provincia de Huesca de la diócesis de Lérida y su incorporación a la de Barbastro, que pasó a denominarse Barbastro-Monzón. El obispado aragonés reclamó las obras de arte al obispado de Lérida. El Vaticano siempre ha dado la razón a Barbastro-Monzón en reiterados decretos y ha rechazado los recursos presentados por Lérida.

Comentarios