En marcha el programa EVA para mujeres altamente vulnerables en Monzón

La Concejalía de Políticas de Igualdad que ha elaborado el Programa EVA con la finalidad de apoyar a la mujeres inmigrantes que por diversas circunstancias personales ejercen la prostitución y carecen de instrumentos para salir de ese mundo ha puesto en marcha dicho plan con el objetivo de conseguir sus objetivos cuanto antes

Mercedes Álvaro, concejal del área, que presentaba este programa recientemente en Monzón, analizó para Radio Huesca Digital, este programa al que calificó de positivo y necesario.

Cruz Blanca ha sido la fundación designada para llevar a cabo este programa en la capital de Cinca Medio, y Cristina Félix es una de las técnicos que trabaja a este respecto. Según Félix, es un programa que “trata de ayudar a las mujeres que se encuentran ejerciendo la prostitución por causa de alguna deuda contraída en su país de origen, o porqué simplemente sus parejas sentimentales, les obligan, entrando en muchos en casos en violencia de género”. En ocasiones, Félix, afirma que les es complicado trabajar, porqué hay días que las mujeres no se muestran muy receptivas, aunque otros se derrumban y les cuentan, tal y como afirmó la técnico.

El Programa EVA recoge acciones directas como la visita a locales en los que se ejerce la prostitución (el equipo de profesionales encargado tratará de ganarse la confianza de las mujeres y les brindará todo tipo de información), el reparto de material preventivo para mantener relaciones sexuales con seguridad, un Taller de Prevención del VIH-SIDA, un Taller de Economía en el Ámbito Doméstico, cursos de español y habilidades domésticas, orientación sociolaboral y jurídica, atención psicológica…

Según los datos estadísticos disponibles, el 98 por ciento de las mujeres inmigrantes que ejercen la prostitución se encuentran en situación irregular. El presupuesto del Programa EVA se eleva a 43.750 euros, y el Ministerio de Trabajo e Inmigración ha concedido al Ayuntamiento una subvención de 35.000 euros. “Es necesario que las administraciones se involucren a fondo para que estas mujeres no vean vulnerados sus derechos. Por desconocimiento de la ley que les ampara o por inadecuación de los servicios comunitarios, son víctimas invisibles de múltiples formas de violencia que rara vez denuncian”, ha subrayado Álvaro, quien espera que el Ministerio reedite anualmente la subvención.

Comentarios