UGT Aragón considera que las declaraciones de Fernández Ordóñez son una cortina de humo

 

UGT Aragón considera que la intervención del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en Zaragoza eludió tratar las respuestas de las entidades financieras ante la crisis como se esperaba de un cargo como el suyo. Fue una ocasión desaprovechada. En su discurso decidió hablar únicamente del mercado de trabajo, una temática que no le compete en su actividad diaria, y no de otros problemas estructurales causantes de la crisis como la necesidad de un cambio del modelo productivo basado en el ladrillo y el consumo, o las respuestas financieras ante la crisis. UGT Aragón considera que con ello intentó desviar la atención sobre la responsabilidad de los bancos.

 

Fernández Ordóñez aludió a un crecimiento económico fundamentado en el endeudamiento de las familias y las empresas durante los últimos años. UGT se pregunta dónde estaba el Banco de España para velar por el excesivo endeudamiento de las familias y por la concesión de hipotecas muy superiores al valor real de los inmuebles. Hemos asistido a un crecimiento económico basado en pilares poco sólidos auspiciado por las entidades financieras y UGT Aragón le pregunta al Gobernador por qué se ha permitido que los bancos apoyaran dicho modelo económico.

 

Fernández Ordóñez enumeró la necesidad de abordar diversas reformas estructurales pero dedicó su tiempo a la del mercado laboral y concluyó que la destrucción del empleo o la no creación está ligada al modelo de protección por desempleo, fundamentalmente la indemnización. ¿Conoce el Gobernador que el 30% de los contratos españoles son temporales?, ¿no le parece este dato suficientemente ilustrativo para reflexionar sobre su conclusión?. El debate no está en cómo destruir el empleo sino en cómo crearlo, y que éste sea de calidad en sentido amplio. No necesitamos una reforma laboral ni recetas clásicas que se han demostrado inútiles. El cambio de modelo productivo es la reforma pendiente, es el camino y consideramos que el marco donde se puede se debe abordar es en la mesa del Diálogo Social. Ésta es el único instrumento válido para que los representantes de los trabajadores y empresarios españoles lleguemos a acuerdos en materia laboral.

 

Por todo ello interpretamos las declaraciones de Fernández Ordóñez como una descarada cortina de humo para no responder a aquellas preguntas que la sociedad nos estamos haciendo sobre la responsabilidad y comportamiento de las entidades financieras en la ruptura del flujo financiero hacia empresas y familias. UGT Aragón se reafirma en el impulso que los agentes sociales debemos dar al Diálogo Social para afrontar los problemas que acucian al mercado laboral y las relaciones laborales.

Comentarios