UGT Aragón insta a los empresarios a cumplir los convenios a pesar de los datos de la inflación

Entre diciembre y enero se deja sentir el descenso de precios de varios epígrafes, en especial del Vestido y Calzado por las rebajas. Según UGT Aragón, es muy grave que los empresarios planteen a la baja los incrementos salariales pactados en los convenios colectivos vigentes para el año 2009 ya que supone una ruptura al acuerdo pactado en base al objetivo del 2% fijado por el BCE.

Intermensual

Entre diciembre y enero los precios de consumo en Aragón se han reducido un punto y dos décimas, lo mismo que en la media nacional.

Interanual

En nuestra Comunidad Autónoma la tasa interanual del índice general se ha reducido seis décimas también y se ha quedado en un 1,0%. El comportamiento más inflacionista corresponde a Zaragoza (1,3%), seguida de Teruel (0,5%) y finalmente Huesca (0,2%).

Conslusiones del sindicato

La tasa de crecimiento de los precios de consumo se coloca en enero de 2009 en un 0,8% en España y un 1,0% en Aragón, en ambos casos las más bajas de la serie histórica de las cuatro últimas décadas. El abaratamiento del petróleo y la alimentación junto a la debilidad progresiva de la demanda interna explican esta situación poco común. Esta tendencia parece que va a continuar en los próximos meses y asoma la preocupación por una posible deflación.

La evolución actual de la inflación no es excusa para que los empresarios planteen a la baja los incrementos salariales pactados en los convenios colectivos vigentes para 2009 dado que, ante la crisis de demanda actual, resulta imprescindible mantener el objetivo de inflación del 2% fijado por el BCE.

Por ello se antoja fundamental renovar cuanto antes el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva a nivel nacional, que se viene ratificando desde 2002 y que fija una fórmula de determinación salarial que garantiza el poder adquisitivo de los salarios, esencial en estos momentos de debilidad del consumo. Su renovación es el marco referencial de las relaciones laborales y garantiza la paz social en las empresas a cambio de incrementos muy moderados del poder adquisitivo de los trabajadores.

Comentarios