Una multinacional Griega, Vivartia, quiere adquirir y reabrir Mildred

mildred , marzo 08

La venta de Mildred podría tener un final satisfactorio. Vivartia, una multinacional griega, en el puesto 35 de las empresas europeas, quiere adquirir y reabrir Mildred. Ha realizado ya un ingreso económico que respaldaría la oferta. Mientras tanto, desde la Consejería de Industria, la cual ha liderado la operación, se ha solicitado a la Jueza del procedimiento concursal que paralice la subasta en marcha en estos momentos.

Vivartia, una multinacional de reciente creación, fruto de la fusión de otras cuatro empresas griegas, quiere adquirir Mildred y reabrir la fábrica. Desde la Consejería de Industria se ha estado en contacto con la citada empresa y la operación, a punto de cerrarse, se ha gestado en el último mes y medio tras numerosos encuentros y reuniones.

El propio Consejero de Industria, Arturo Aliaga, viajó recientemente a Atenas para entrevistarse con el Consejero Delegado del grupo griego. Allí convenció a la compañía de abrir en España una planta a través de la compra de Mildred, ya que Vivartia, más bien Chipita, una de las cuatro empresas que se fusionaron para crear la nueva multinacional griega, se había interesado solo por la compra de las máquinas y no por la planta de Mildred en Huesca.

La operación se cierra en Atenas y Vivartia ya ha hecho efectivo un talón que respalda la compra y la futura reapertura de Mildred en Huesca.

En la actualidad, la empresa griega está diseñando su desembarco en Huesca y la viabilidad del nuevo proyecto.

Vivartia es la empresa número 35 de Europa; así pues, estamos hablando de un peso pesado del empresariado de la Unión. Cuenta con un capital de 2.000 millones de euros, 14.000 trabajadores y 27 plantas de producción.

La satisfacción del Consejero Aliaga era evidente al dar la feliz noticia. Aliaga explicaba a Radio Huesca Digital que ha hablado personalmente con la Jueza del procedimiento concursal en el que se encuentra inmersa Mildred, para que paralice la subasta de la factoría, ya que ahora existe un comprador firme de la factoría como una unidad productiva, lo que garantizaría la continuidad de parte de los puestos de trabajo de la repostera y el cobro rápido de los acreedores de Mildred.

Comentarios