Vivartia define qué producirá en Huesca

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, quiere ser prudente respecto a la producción que está proyectando Vivartia para la ciudad de Huesca; no obstante, apunta que ésta no se centrará en el campo de las magdalenas sino en bollería como croissants rellenos.El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, se muestra claro respecto al interés de Vivartia y de otras empresas sobre las instalaciones de Mildred. Para él lo importante es que la multinacional griega (Vivartia) ha depositado dinero en instancias judiciales, muestra del compromiso firme de adquirir y reabrir Mildred. Añade que hay que tener cuidado con firmas que entran en el juego de enredar, con el fin de que no haya más competencia en el mercado.

La clave de la operación de Vivartia está en que esta firma puede iniciar su expansión en España, país en el que no tiene ninguna planta. Huesca se convertiría en centro de producción y de distribución.Arturo Aliaga insiste en el objetivo de que las instalaciones de Mildred no se achatarren y queden en el olvido, y añade que el interés de Vivartia (antes Chipita, una de las cuatro firmas que se fusionaron en la actual multinacional) por Mildred ya viene de atrás. Entonces el interés no fructificó porque se entró en pleno proceso de fusión, que se convirtió en prioridad.

Sobre el interés de Vivartia por Mildred, el presidente de CEOS-CEPYME Huesca, José Luis López, reconoce que es una muy buena noticia. Valora el paso dado por la multinacional griega porque supone mantener la unidad productiva, con las posibilidades que ello reporta de apertura de las instalaciones.

Los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras, también muestran su satisfacción, ya que Mildred era una de las últimas 'grandes empresas' que quedaban en Huesca. Ahora están pendientes a la evolución de los acontecimientos.

Comentarios