Firma del Programa EVA entre el Ayuntamiento de Monzón y los Hermanos de la Cruz Blanca

El alcalde, Fernando Heras, y el director de Programas de Cruz Blanca, Juan Vela, han firmado el convenio de colaboración por el que esta asociación asume el desarrollo del Programa de Igualdad de Oportunidades de Monzón (PIOM) y el Programa EVA, cuyo objetivo específico es apoyar a las mujeres inmigrantes “altamente vulnerables”. La Concejalía de Políticas de Igualdad, impulsora de ambos documentos, cuenta para la ejecución del conjunto de acciones con una subvención del Ministerio de Trabajo e Inmigración. La titular del área, Mercedes Ávaro, indicó que el acuerdo con Cruz Blanca tiene una vigencia de un año y “vocación” de prolongarse al menos dos más.

Cruz Blanca cuenta con experiencia de ámbito provincial en la atención “a mujeres inmigrantes que por diversas circunstancias personales ejercen la prostitución y carecen de instrumentos para salir de ese mundo y lograr la inserción en nuestra sociedad”. En el caso del Programa EVA, la cobertura alcanzará a todas las mujeres “vulnerables” por problemas de integración, formación, desconocimiento del idioma, sobrecarga familiar, salud…

El Programa EVA prevé acciones como la visita a “clubes de alterne” para informar a las mujeres que ejercen la prostitución, el reparto de material para mantener relaciones sexuales con seguridad, un Taller de Prevención del Sida, un Taller de Economía en el Ámbito Doméstico, cursos de español y habilidades domésticas, orientación sociolaboral y jurídica, atención psicológica… Heras ha subrayado que al Ayuntamiento le interesan dos aspectos: la amplitud de miras del programa en el sentido de beneficiar al mayor número de mujeres (al margen de su trabajo), y el “imprescindible ensamblaje” con el Plan Integral Municipal para la Inmigración, recientemente aprobado, “para evitar la duplicidad de servicios o recursos”.

Vela ha coincidido en la apuesta por un “marco común” que englobe los departamentos municipales y agentes implicados, y, por otro lado, ha felicitado al Ayuntamiento por los numerosos “programas sociales” que tiene en marcha y las dotaciones económicas que ha conseguido de la Administración central. “Con recursos se trabaja mejor”, ha venido a decir. Respecto al Programa EVA, ha insistido en la importancia de facilitar información, medios y cobertura legal a las mujeres que, por múltiples motivos, se han visto arrastradas a un mundo de discriminación y trabajo no regularizado, y que las excluye y estigmatiza.

Comentarios