Seis españoles participan en la Universiada de China

La ciudad de Harbin, al noreste de China, ha dado el pistoletazo de salida a la vigésimo cuarta Universiada de Invierno, en la que participan más de 2.100 atletas de 42 países y que confía sirva para promocionar una candidatura china para lograr los Juegos Olímpicos de Invierno 2018. Entre los participantes también destaca la presencia de seis deportistas españoles: Guillem Capdevila, Mireia Clemente y Diego Jiménez competirán en esquí alpino. Íñigo Macías y Joseba Rojo, en esquí de fondo, y Victoria Padial en biathlón.

Con una vistosa ceremonia de inauguración, China se ha vuelto a volcar en una competición deportiva, con la inversión de 350 millones de euros en la construcción y mejora de las instalaciones que albergarán la competición, dividida en 47 deportes.

Capital de la provincia de Heilongjiang, Harbin es una ciudad moderna, que cuenta con nueve millones de habitantes y una evidente herencia rusa. No en vano, su nacimiento en 1898 se debe a la construcción del ferrocarril entre la ciudad rusa de Vladivostok y la ciudad china de Dalian, en el litoral oriental. Harbin es conocida en China como la ciudad del hielo por su clima frío y por el espectacular festival de gigantescas esculturas de hielo que se realiza cada invierno en la ciudad.

El Gobierno local, que presentó con escaso éxito la candidatura a los JJOO de 2010 (otorgados a Vancouver), ya ha señalado con anterioridad que si la Universiada se desarrolla sin contratiempos y obtiene el visto bueno de las delegaciones participantes confirmará los planes de solicitar la cita olímpica de 2018, o la de 2022 si no se logra la anterior. Harbin confía en tomar el relevo de los exitosos Juegos Olímpicos albergados por Pekín este pasado verano.

Comentarios