El sistema de atención a la dependencia en Aragón se ha mejorado gracias a los servicios sociales comunitarios

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha resaltado el papel que han jugado los servicios sociales comunitarios -presentes en cada una de las comarcas- en el desarrollo del sistema de atención a la dependencia en Aragón. “En su puesta en marcha y aplicación nos encontramos con el reto de situar sobre el terreno los dispositivos de respuesta a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas dependientes. Y, en este sentido, estamos satisfechos con el modelo de gestión establecido aquí, que implica un trabajo coordinado entre las distintas administraciones”, ha comentado Ana Fernández, en la inauguración de las jornadas de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, que se desarrollan bajo el título. “El servicio de ayuda a domicilio, el sistema para la autonomía personal y la atención a la dependencia”.

 

La consejera ha subrayado que, en una realidad social con tantos cambios como la actual, los servicios sociales de proximidad juegan un papel fundamental, “ya que son el dispositivo de respuesta que los ciudadanos de cualquier municipio, comarca o ciudad, tienen más cerca”. En este sentido, ha mostrado su satisfacción por el modelo de gestión que se ha adoptado en Aragón y que, a diferencia de otras comunidades, implica un trabajo coordinado entre las distintas administraciones.

En este contexto, Ana Fernández también ha comentado que, desde los poderes públicos, se debe propiciar y gestionar procesos de reordenación y adaptación de los servicios sociales domiciliarios a la nueva realidad y demanda social. Así, ha apostado por integrarlo en el sistema, para lo cual, la coordinación entre Administraciones vuelve a ser clave.

 

Para la consejera, esas nuevas demandas y la implantación de nuevos derechos van a contar con otro instrumento vital que se ha impulsado desde el departamento que dirige, como es la nueva Ley de Servicios Sociales. Con esta normativa, que sustituirá a la actual que data de 1987, se quiere garantizar a los ciudadanos en Aragón el derecho universal de acceso a los servicios sociales como derecho de ciudadanía. “La política social, y más en estos momento, es para el Gobierno una señal de identidad”, ha reiterado la consejera.

 

Organizadas por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, en colaboración con la Fundación Rey Ardid, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, estas jornadas tienen entre sus objetivos analizar y debatir sobre la realidad de las prestaciones domiciliarias desde las diferentes perspectivas de los agentes implicados. También se quiere analizar como favorecer el intercambio sobre los diferentes aspectos relacionados con las prestaciones domiciliarias, así como elaborar propuestas y sugerencias para este tipo de servicios.

Comentarios