Cosehisa luchó contra Navas, pero no pudo contra los árbitros y perdió 67-70

Cosehisa lo dio todo en un partido que los árbitros del encuentro se encargaron de poner en contra del conjunto medio cinqueño desde el primer cuarto. Los de Serna jugaron bien, e incluso en los últimos momentos del encuentro superaban al conjunto catalán en el tanteador, pero a falta de treinta segundos, una personal muy discutida por jugadores y afición dio a los catalanes el encuentro, ante el enfado monumental del pabellón, que obligó a salir a los árbitros por la puerta de atrás

Primer cuarto muy igualado, aunque Navas saltó al parquet de ‘Los Olímpicos’ con los deberes bien aprendidos, sabiendo en cada momento como anular a los hombres más importantes de Jorge Serna. En la pintura, Gamero y Grimau no encontraban huecos por donde pasar para encestar en territorio catalán, pero la buena efectividad de Pau López, que como siempre se echó al equipo a la espalda hizo que los amarillos no se quedaran descolgados en el electrónico. En los primeros cinco minutos, el parcial era positivo para los catalanes, que con alguna ayuda por parte de los colegiados, se ponían con 8-12. Pero la reacción de los amarillos con alguna defensa puntual muy buena y con el tiempo muerto solicitado por Serna, consiguió remontar y colocar la igualada a 18 en el tanteador al finalizar el primer cuarto.

El segundo cuarto comenzó con el dominio por parte de los catalanes que supieron en todo momento como retener a los de Serna, mientras ellos, mediante el potente tiro exterior de Igual conseguían poco a poco abrir brecha en el marcador. Con la pareja arbitral, claramente perjudicando a los montisonenses, Navas, conseguía mediante canastas elaboradas marcar la diferencia en el marcador. Serna movía ficha, pero la diferencia constante era de seis puntos, que nunca consiguieron remontar los locales, y que se marcharon al vestuario con 34-40 en el marcador. Durante la primera mitad destacó la labor por parte de los locales de Gamero, que acabó con once puntos, y por parte de los catalanes destacó Igual, que se marcho al vestuario con doce puntos.

Sin duda, en el tercer cuarto, los protagonistas no fueron los triples de Grimau o las buenas defensas de Cosehisa, que las hubo, si no el afán de protagonismo que adquirieron los colegiados del encuentro, sacándose personales de la manga sin tener ningún fundamento, hecho que enervó al público de ‘Los Olímpicos’. Pero Cosehisa supo sobreponerse a este asunto y con grandes defensas y un parcial de 5-0 en los primeros minutos del tercer cuarto, consiguió ponerse a tan sólo un punto, y posteriormente, aunque los árbitros trataran de impedirlo consiguieron adelantar en el marcador a los catalanes. Navas, viendo lo que se les venía encima, solicitó tiempo muerto para intentar frenar el vendaval amarillo, aunque no lo consiguieron. Los de siempre, Grimau, Gamero y López pusieron la directa y consiguieron ponerse con tres puntos por delante. Este último, López, se tuvo que ir al banquillo, al haber cometido tres faltas personales, y peligrar su continuidad en el encuentro. Al final, con mucho trabajo en la pintura por parte de Gamero, y con un magnífico tiro exterior de Grimau, y junto con el juego colectivo, Monzón consiguió finalizar el cuarto con dos arriba en el marcador, 49-47. Cabe destacar un jugada, en la que el jugador de Navas, Igual, realizó un mate tras un robo de balón y se encaró al público con gestos poco honestos, lo que le valió una severa pitada de la grada.

El último cuarto sin duda fue el más emocionante del partido debido a la igualdad en el marcador. Intercambio constante de canastas por parte de ambos equipos y una actuación lamentable por parte de los colegiados que hicieron que Corral tuviera que salir del partido expulsado por alcanzar las cinco personales. A falta de tres minutos para el final del encuentro, los amarillos ganaban 62-63, pero un magnífico triple de Sutina, levanto el marcador y la grada del pabellón. Pero Navas respondió con otro triple y puso el marcador 65-66. A falta de un minuto y de varios fallos por parte de ambos equipos, los colegiados pitaron personal en contra de los amarillos y Navas se puso tres arriba, pero Gamero con un gancho puso el 67-68 a falta de de treinta segundos. En ese momento, una personal de Gamero dio la opción a los catalanes de sentenciar el partido, ocasión que aprovecharon para poner el 67-70, que posteriormente, tras una personal no pitada a Pau López sirvió para que se llevaran el encuentro. Resultado final de 67-70 y una sensación muy mala en el pabellón, no por el juego desplegado, si no por la actuación de la pareja arbitral.

Comentarios