Oro para un español en el Mundial de Esquí Alpino para Discapacitados

El esquiador guipuzcoano Jon Santacana y su guía, el esquiador de Candanchú, Miguel Galindo, han conseguido su primer oro en el Campeonato del Mundo de Esquí Alpino para Discapacitados, que se celebra en la estación coreana de Kanwonland hasta el próximo día 28. El esquiador con deficiencia visual finalizó en primera posición la prueba supercombinada, que consta de un supergigante y un slalom.

El español consiguió el mejor tiempo en el supergigante (1’04”81), muy por debajo del segundo clasificado, el eslovaco Jakob Krako (1’07”55). En el slalom, en cambio, Krako realizó una mejor marca (48”60), pero no fue suficiente para recortar distancias a Jon Santacana (38”88). Así, el guipuzcoano subió a lo más alto del podio con un registro total de 1’53”69, seguido por krako (1’56”15) y por el italiano Gianmaria dal Maistro (1’58”36).

En cuanto a otros españoles Gabriel Gorce, que compite con Aleix Suñé, fue quinto (2’00”33), tras realizar un supergigante lento y recuperar posiciones en el slalom. Lo mismo sucedió con Andrés Boira y su guía, Félix Aznar, que fueron sextos (2’02”53). Entre las esquiadoras con discapacidad visual, la barcelonesa Anna Cohí se quedó a tan sólo cinco centésimas del bronce (2’17”45), que se lo llevó la belga Natasha de Troyer (2’17”40). El oro fue para la canadiense Viviane Forest (2’07”88) y la plata para la eslovaca Henrieta Farkasova (2’11”29).

El deportista español con discapacidad física Jacob Guilera no logró clasificarse para la segunda prueba, mientras que Úrsula Pueyo no pudo competir porque no alcanza aún la puntuación requerida.

La competición continuará esta semana con la celebración del supergigante y concluirá el próximo sábado, con la prueba de descenso. El Campeonato del Mundo de Esquí Alpino para Discapacitados es el evento deportivo de invierno de mayor importancia, sólo por detrás de los Juegos Paralímpicos. En esta edición participan unos 160 deportistas, procedentes de 25 países.

Los esquiadores paralímpicos compiten en tres categorías, según su tipo de discapacidad. Los ciegos y deficientes visuales compiten juntos, mientras que los discapacitados físicos se dividen en dos grupos, en función de si esquían de pie o sentados. Además, existe un sistema de compensación de tiempos para que los corredores con mayor grado de minusvalía no se vean perjudicados.

Comentarios