El Ayuntamiento de Monzón se opone a la Peñalba-Monzón-Isona

Chunta Aragonesista, que había presentado una moción sobre la línea eléctrica de Alta Tensión Peñalba-Monzón-Isona aceptaba en un receso el plantear como propuesta de todos los grupos un texto de oposición a dicha línea, tomando el acuerdo plenario de Cortes de Aragón. Por lo que el Ayuntamiento de Monzón manifiesta el desacuerdo con el proyecto de línea eléctrica de alta tensión Peñalba-Monzón-Isona ( 400 kw) presentado por Red Eléctrica de España por sus posibles afecciones medioambientales y sanitarias y ante la falta de respaldo social producido. Además, respalda, con carácter general, los proyectos o alternativas de conexiones eléctricas que sean sostenibles social y medioambientalmente, que no hipotequen el futuro sino que resulten beneficiosos para los territorios por los que discurren, que posibiliten el aumento del consumo de la energía producida con fuentes renovables y eficientes, y que den respuesta a las necesidades energéticas de las zonas afectadas y de Aragón.

El pleno , además, aceptaba la renuncia del concejal del PP, Nicolás Fortuño y aprobaba con el voto en contra del PP del convenio urbanístico entre el Ayuntamiento y Cosehisa y Raúl Segarra, según Fina Bueno por el aumento de edificabilidad. El convenio con las citadas empresas aprobado por el Ayuntamiento el pasado 15 de septiembre se sustenta en un cambio de densidad en el sector sin alterar la edificabilidad. Es decir, sin incrementar el volumen total edificado, las empresas levantarán 390 viviendas en lugar de las 261 previstas por el PGOU (harán pisos más pequeños u ocuparan superficies inicialmente dedicada a locales comercias), y el Ayuntamiento recibirá una compensación económica. Además, el acuerdo recoge que el aumento de todas estas viviendas sea en régimen de protección oficial para venta y alquiler.

Asimismo, se aprobaba con la abstención del PP, que quiere estudiar en profundidad el mismo, el convenio entre el Ayuntamiento y Enrique Novellón. El convenio recoge que el promotor podrá construir un edificio de planta baja más cuatro alturas en lugar del baja más tres previsto. Ello le supone ocho viviendas más. Pierde plazas de aparcamiento de la planta sótano, y el nuevo diseño y ejecución de la cimentación para no dañar el molino le obliga a una cimentación especial de micropilotaje para soportar una losa de un elevado grosor sobre la que se asentarán las columnas de la estructura de las viviendas. La superficie de unos 500 metros cuadrados del Molino será escriturada a nombre del Ayuntamiento. El recinto, pues, estará bajo techo y dispondrá de un acceso independiente.

 

Cabe recordar que en abril, los trabajos previos a la cimentación dejaron al descubierto piedras y sillares del antiguo molino de harina. CEHIMO dio a conocer que se trata del Molino de los Benedete, “ya documentado en 1781 por el prior Vicente Pilzano en su libro “Colección de Noticias Antiguas de la Muy Noble, Antigua, Ilustre y Leal Villa de Monzón”.

También, se aprobaba por unanimidad la modificación de aspectos puntuales de la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Contaminación Acústica por Ruidos y Vibraciones. En concreto; quedan excluidas de las prescripciones (prohibiciones) de la Ordenanza los sistemas de alarmas antiincendios. Y la Ordenanza dice que los trabajos temporales en la vía pública, como las obras de construcción, no se pueden realizar entre las 23.00 y las 7.30 h., y tampoco las actividades de carga y descarga de mercancías, manipulación de cajas, contenedores, material de construcción y objetos similares, y la nueva redacción añade: salvo autorización previa concedida por los Servicios Técnicos Municipales o la Policía Local y la Ordenanza de Taxis. El alcalde retiraba la modificación del proyecto de la variante de Binéfar para llevarla a una comisión a petición del PP.

Comentarios