El poder del dinero

Luis Abadías

Conforme van pasando los meses, van apareciendo más dudas sobre que sucederá la próxima temporada con los equipos deportivos de primer nivel y que militan en competiciones profesionales o casi profesionales. Dejando al margen a la SD Huesca por su estabilidad económica y su momento, no está tan claro que tanto el Peñas como el Balonmano Huesca puedan mantener sus categorías.

Las dos directivas están haciendo encaje de bolillos este año para cuadrar los presupuestos. Los dos se han apretado el cinturón y han renunciado a poder potenciar sus plantillas y deportivamente lo están pasando mal, pero en ambos casos tienen la permanencia en su mano.

Lo que puede complicar más su continuidad es el aspecto de patrocinadores. Esta campaña han llegado Obearagón y Lobe y su aportación ha sido fundamental y debe seguir siéndolo en el futuro más cercano. De no ser así, las directivas se verían en una encrucijada de nuevo a la hora de tomar la decisión de seguir adelante. Los patrocinadores más modestos están desapareciendo y la crisis hace mella en los ingresos. No se puede estar pendiente de un hilo siempre y cuando acaben las ligas o hay seguridad de apoyos o el tema se puede complicar.

Pero no solamente estos clubes pueden estar en peligro, también el resto. Los ingresos disminuyen y algunos están tirando de remanentes de la caja que cada vez tiene más telarañas, así que se preparan para vivir una difícil situación. Los bolsillos de los padres tampoco están para muchos dispendios por lo que el deporte oscense se puede resentir de cara a la temporada que viene por ‘el poder del dinero’.

Comentarios