El PAR de Barbastro apoya la reclamación de los bienes de Berbegal y Peralta

El Comité local del Partido Aragonés de Barbastro ha hecho público mediante un comunicado de prensa su "rotundo apoyo a la reclamación de retorno de los bienes religiosos que actualmente se encuentran en depósito en Lérida, pertenecientes a las parroquias de Berbegal y Peralta de Alcofea".

A juicio del PAR barbastrense, "al igual que las demás piezas aragonesas que actualmente se encuentran en poder de la diócesis ilerdense, forman parte de nuestra Historia y nuestra Cultura por lo que su lugar debe ser Aragón".

El Comité local entiende que " en primera instancia el asunto debe ser gestionado en el ámbito de la Iglesia, que es la propietaria. Si se encamina la cuestión desde el principio a través de las posibilidades propias de los poderes civiles, administrativos o políticos, como plantean y exigen equivocadamente otros partidos, además de exceder la legalidad, se puede eternizar el litigio o llegar a un callejón sin salida con un conflicto entre instituciones públicas territoriales”.

Hemos visto, en el caso de los 113 bienes cuya titularidad se ha reconocido a favor del Obispado de Barbastro-Monzón, que la mayor fuerza y razón para la petición aragonesa procede de sentencias favorables de los tribunales eclesiásticos que finalmente se harán valer", a tenor de las últimas decisiones del Gobierno de Aragón.

En cuanto al retablo de El Salvador de Berbegal, la tabla de San Pedro de Peralta de Alcofea y la portada de la iglesia de El Tormillo, según el PAR "deben ser las parroquias y el Obispado de Huesca quienes levanten el depósito por el que actualmente se encuentran en Lérida.

Si la actuación de la diócesis catalana es la correcta, con ello debería bastar, aunque lamentablemente la experiencia indica que probablemente esos bienes sean retenidos, en contra del respeto, la lógica, la buena vecindad y el sentido común que debe imperar en las relaciones entre ambas diócesis y ambas comunidades autónomas". Por ello, el Partido Aragonés anticipa “el total respaldo a las acciones que emprendan las parroquias aragonesas y el Obispado, en ejercicio de sus derechos".

Además, el PAR de Barbastro rechaza "cualquier intento de aprovechamiento partidista de esta reivindicación que debe ser compartida. Rebuscar en culpabilidades ajenas o pugnar por el protagonismo para utilizar el tema de los bienes contra los responsables de las instituciones aragonesas no contribuye a lograr el objetivo que todos queremos, sino que pretende exclusivamente una rentabilidad de sigla".

"Al igual que desde el mismo momento de su fundación, el Partido Aragonés mantendrá una inequívoca defensa del patrimonio histórico y cultural aragonés, como ha demostrado en la demanda de revisión de límites diocesanos finalmente lograda o en la exigencia de devolución de las piezas de arte que continúan indebidamente en Lérida".

Comentarios