Los aragoneses consumen 40 kilos de pan al año

20.0000 bolsas de papel informarán a partir de este jueves a los aragoneses de que el pan es un alimento básico en una dieta saludable y que no está justificada su fama en el control de peso. Los mensajes informativos al consumidor aparecen en las dos caras de la bolsa, así en el anverso se puede conocer su aporte en nutrientes como hidratos de carbono, fibra, vitaminas, proteínas y minerales y en el reverso se da cuenta de las cantidades diarias de pan recomendadas por los nutricionistas, que se sitúan entre los 200g y 250g.

El objetivo de esta acción es informar de que el pan es un elemento esencial en una dieta sana y equilibrada, además de romper con el falso mito de que engorda. Las bolsas que se distribuirán aportan datos en este sentido; en el anverso de las mismas podemos leer información nutricional sobre este alimento y el reverso aclara cual es el consumo diario recomendado, en las dietas normales y en las de adelgazamiento.

El consumidor es un pilar esencial de la campaña y es a ellos a quien están enfocados los mensajes, ya que no alcanzamos el consumo mínimo de pan recomendado por los especialistas quienes recomiendan 200 y 250 gramos diarios repartidos en las diferentes comidas. Según la doctora Carmen Gómez Candela, Jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital Universitario La Paz de Madrid y portavoz de la Campaña, “ante el preocupante descenso del consumo de pan al que estamos asistiendo es importante informar al consumidor de su valor nutricional, así como romper falsos mitos y que así tenga en cuenta la importancia de este alimento para llevar una dieta sana y equilibrada”

El consumo de pan en el hogar de los aragoneses se sitúa en 40,3kg por persona y año, muy por debajo de la media nacional con 42 kilos, lo que posiciona a la comunidad de Aragón entre las comunidades autónomas que menos pan consumen en el hogar de todo el territorio nacional.

El pan aporta vitaminas del grupo B. En concreto la vitamina B1 o Tiamina del pan es esencial en el metabolismo glucídico de todos los tejidos, especialmente del cerebro y del corazón. El pan contiene también minerales como fósforo, magnesio, calcio y potasio. Una ración de 100 g de pan blanco aporta 19 mg de calcio (21 mg pan integral), mineral encargado de la formación de los huesos y dientes, y 91 mg de fósforo (195 mg pan integral). Por su parte, el magnesio juega un importante papel en la producción y transporte de la energía, y el potasio, en el que el pan integral es especialmente rico, controla el ritmo cardiaco e interviene en la generación de impulsos nerviosos y en la contracción muscular.

Este es el segundo año consecutivo que la campaña Pan cada día se dirige al punto de venta. En su primera edición, se distribuyeron 70.000 adhesivos con el distintivo de la campaña, en esta ocasión se distribuirán medio millón de bolsas de papel con mensajes sobre pan y salud y cantidades recomendadas por los expertos.

La campaña “Pan cada día” es una iniciativa que nace con el objetivo de promover el consumo de un alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia: el pan. Sus propiedades nutricionales le convierten en un alimento básico en una dieta sana y equilibrada.

Comentarios