Políticas de igualdad, claves para la conciliación de la vida familiar y laboral

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha resaltado el desarrollo de políticas de igualdad como una de las claves para lograr una auténtica conciliación de la vida laboral y familiar y la corresponsabilidad en las tareas familiares. Así lo ha señalado en la inauguración de las I Jornadas Nacionales de Conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los medios de comunicación, bajo el título “Medios de comunicación, medios para conciliar”.

 

Tras recordar que es su departamento el encargado de ejercer las políticas destinadas a facilitar el desarrollo y bienestar integral tanto de las familias aragonesas como de todos sus miembros, Ana Fernández ha señalado que ese objetivo se realiza desde una doble óptica: la de la diversidad y la de la igualdad.

Así, ha destacado que, además de ampliar el concepto de familia más allá del tradicional, se las apoya para que caminen hacia un equilibrio en sus relaciones internas y en el reparto de papeles, “superando el esquema tradicional de adjudicación de roles en función del género y promoviendo medidas que logren la corresponsabilidad en las tareas familiares”.

En este sentido, ha destacado el impulso al desarrollo de medidas y leyes al que se está asistiendo en los últimos años y que ha supuesto un fuerte impulso de cara a lograr la igualdad efectiva, refiriéndose a la Ley para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, así como al desarrollo de políticas que incluyen mejoras de la conciliación entre vida laboral, familiar y personal entre sus prioridades. En esta línea, la consejera de Servicios Sociales y Familia ha anunciado el inicio de los trámites para la creación del Observatorio Aragonés de Igualdad y de Violencia de género.

 

No obstante, la consejera ha señalado que sólo con la colaboración de todas las instituciones implicadas y de toda la sociedad, será posible alcanzar la igualdad objetiva en todos los ámbitos. “Es imprescindible que todos nos impliquemos de modo directo en esta tarea para mejorar la calidad de vida de las personas, ya que es una necesidad social irrenunciable”, ha apuntado.

 

Asimismo, la consejera ha comentado que la conciliación es otro de los retos importantes para el conjunto de la sociedad y que requiere de cambios importantes en las estructuras del empleo, en los servicios sociales, en la organización social, una corresponsabilidad real en el ámbito doméstico, así como un cambio en las actitudes personales con la eficacia de medidas en el ámbito laboral. Por ello, ha apuntado que el concepto de conciliación debe ir más allá e incorporar al debate los derechos de todos los miembros de la familia con la misma intensidad. “Porque conciliar es necesario para hombres y mujeres, porque el tiempo es el mismo para todas las personas y todos necesitan hacer compatibles sus jornadas laborales con sus vidas personales”, ha matizado.

Comentarios