CC.OO afirma que no "renegociará convenios" y exigirá el 2% del IPC en las subidas salariales

El Comité de la Unión Sindical de CCOO Aragón ha fijado los que serán sus criterios de negociación colectiva en los convenios durante 2009, a falta todavía de firmar el Acuerdo Interconfederal. Así, la central anuncia que en ningún caso “renegociará” los convenios ya pactados (alrededor de dos tercios) y apunta que mantendrá el IPC previsto, del 2%, como base en las subidas salariales, vinculado a aumentos de productividad y con cláusulas de garantía.

“No vamos a utilizar ninguna otra cifra en la negociación colectiva”, ha afirmado durante la reunión del Comité el secretario general de CCOO Aragón, Julián Buey, que revalidó la fórmula de incrementos vinculados a aumentos de productividad que el sindicato lleva defendiendo durante los últimos años. “Reducir lo salarios no crea empleo, contrae el consumo”, aseguró, y reivindicó la inclusión de cláusulas de garantía para preservar el poder de compra de los asalariados en caso de que vuelvan a repuntar los precios.

A falta de firmar aún el Acuerdo para la Negociación Colectiva a nivel estatal, la central descartó cualquier posibilidad de “renegociar” los convenios firmados en años anteriores, que suponen alrededor de dos tercios del total. Del mismo modo, CCOO anunció su intención de defender los intereses de los trabajadores en los tribunales frente a aquellas empresas que pretendan reclamar parte de los salarios pagados durante 2008 a cuenta de la diferencia entre el IPC real registrado en diciembre y el previsto a principios de año.

Las ayudas, para los afectados

Paralelamente, los líderes de CCOO Aragón acordaron trasladar al Ejecutivo aragonés una serie de medidas que permitan extender las cuantiosas ayudas públicas que se están habilitando “a quienes realmente sufren los efectos de esta crisis”. En concreto, reclamaron más fondos para las empresas con viabilidad que están acusando el bajón del consumo y pidieron a la DGA que impulse la financiación tanto de pymes como de particulares, que sufren el recorte de préstamos por parte de las entidades bancarias

Otra demanda fue el “refuerzo de la protección social de aquellas personas que se quedan sin trabajo y no tienen o han agotado su derecho a recibir la prestación o el subsidio de desempleo”, para lo que pidieron a la Administración autonómica que habilite las “fórmulas” diseñadas para ello en el Acuerdo Económico y Social para Progreso de Aragón.

Finalmente, desde la central criticaron la pretensión de bajar el nivel de cotizaciones sociales de las empresas que, junto a una política fiscal regresiva, “son completamente incompatibles con las ayudas millonarias que reclaman uno tras otro los diferentes responsables patronales y sectoriales”, explicó Buey.

Comentarios