Errores que se convierten en aciertos

Belén Lucha

El juez único de la Federación Española de Deportes de Hielo, Marcos de Robres Miralbell, ha desestimado ‘íntegramente’ el recurso presentado por el Aramón Club Hielo Jaca y ha declarado válido el resultado del partido del encuentro que consta en el acta arbitral, 5-6, siendo ganador el Puigcerdá.

Ese mismo juez, reconoce en su resolución que ‘el árbitro aplicó de forma incorrecta el reglamento deportivo’, lo que califica de ‘error arbitral’, y continúa diciendo que lo que hay que hacer es ‘estudiar la repercusión de ese error’. ‘Pues bien’, dice el juez, que no se puede repetir el encuentro o jugar el tiempo restante porque ‘este caso no es de gravedad’.

Señor juez único de la Federación Española de Deportes de Hielo, ¿no le parecen graves las consecuencias de ese error arbitral? ¿Sería más grave si los deportistas fueran profesionales y si en esta liga se movieran miles o millones de euros? ¿qué pasaría si en un encuentro de cualquier deporte no se juega el tiempo reglamentario? ¿cree usted que en una final de eurocopa un árbitro juegue sólo un tiempo, o diga que no hay penaltis? Si es usted capaz de reconocer que el árbitro cometió un error, ¿por qué no es capaz de solucionarlo? ¿y por qué afirma en su resolución que ‘el hecho de que la prórroga fuera de 5 o 10 minutos no tuvo influencia directa en el resultado ya que el gol se consiguió en la tanda de penaltis’? ¿acaso es usted adivino? Yo he visto muchos partidos de hockey, no sé los que habrá visto su señoría, pero en cinco minutos en este deporte, pueden pasar muchas cosas.

Para los deportistas, que entrenan cada día a su deporte favorito sin otro aliciente que una comida de vez en cuando, gentileza de su club, y sobre todo poder ganar para demostrar a su público de lo que son capaces, sí que es grave lo que ha pasado. Y lo que ha pasado, señoría, es que se ha cometido una irregularidad, se ha reconocido por su parte que el árbitro cometió un error, pero no se hace nada, porque el resultado del partido del sábado es válido y eso, señoría, es casi como decir que el error del árbitro fue un acierto.

Comentarios