Las obras del Laboratorio subterráneo de Canfranc comenzarán en abril

Las obras para reforzar la cúpula de la sala principal del Laboratorio subterráneo de Canfranc comenzarán en abril, según ha indicado la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Pilar Ventura. El plazo de ejecución de los trabajos es de 10 meses y el presupuesto 1,3 millones de euros. El laboratorio lleva cerrado más de dos años, tras sufrir un desprendimiento en la cúpula de la sala principal a los pocos meses de su inauguración. Si se cumplen los plazos previstos se reabrirá en el primer trimestre del próximo año 2010.

Recordamos que el techo de la sala principal del laboratorio se desprendió en marzo de 2007. Durante este tiempo se han estado analizando los motivos del incidente y las soluciones más óptimas. El presupuesto, que supera el millón de euros, será aportado principalmente por las empresas encargadas de construir el nuevo laboratorio, Dragados e IDOM, que serán también las que acometan las obras de reforzamiento, consistentes en duplicar la capa de hormigón y los bulones de la cúpula.

La consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Pilar Ventura, ha explicado en las Cortes de Aragón que se ha tratado de avanzar lo más rápido posible, pero es una intervención compleja y debe primar la seguridad.

Esta actuación tendrá gran importancia ya que el laboratorio es una de las siete instalaciones candidatas europeas a albergar un nuevo detector de neutrinos. De lograrlo, Canfranc se pondría a la cabeza de este tipo de investigaciones, ya que el detector sería el más potente del mundo. El laboratorio va a sacar a concurso público la licitación del estudio de viabilidad de sus instalaciones y en diciembre todas las candidatas europeas deben presentar sus credenciales. A mediados de 2010, la comunidad científica europea hará su elección y tras elevarla a la Unión Europea, comenzará la competición con las candidatas de Japón y Estados Unidos. Hay que tener en cuenta que el país nipón cuenta con una gran ventaja y es que ahora mismo es el país de referencia mundial en la detección de neutrinos, al tener el detector más potente, el Superkamiokande.

Además del laboratorio de Canfranc, en Europa pugnan por hacerse con este detector otras seis instalaciones, el Laboratorio de Modane en Francia y las antiguas minas localizadas en Rumanía (Unirea), Polonia (Sieroszowice), Inglaterra (Boulby) y Finlandia (Pyhasalmi).

Comentarios