Eusebio Sacristán sustituye a Pepe Murcia en el banquillo del Celta

Eusebio Sacristán Onésimo Sánchez

El Celta de Vigo ha decidido prescindir de los servicios del entrenador del primer equipo, Pepe Murcia, quien ha sido sustituido por Eusebio Sacristán, que firmó por lo que resta de campaña y la temporada que viene y que ya era presentado este martes y se hace cargo del equipo para preparar el encuentro ante el Huesca. Junto a Eusebio llega como ayudante Carlos Hugo García Bayón quien fuera segundo entrenador el pasado año con Onésimo en la SD Huesca.

Por lo tanto la SD Huesca se encontrará a un rival con nuevo entrenador y nueva motivación para los futbolistas. Eusebio conoce al Huesca al que vio jugar en varias ocasiones la pasada temporada dada su amistad con Onésimo, técnico que dirigía a los oscenses, aunque lógicamente ahora los jugadores y la situación es distinta.

El Huesca mientras tanto ha regresado a los entrenamientos con la ausencia de Helguera que no jugará en Vigo por sanción y se aprovecha para realizarle esta semana un trabajo de recuperación por las molestias que sufre en los talones y tobillos. La buena noticia es la vuelta de Jonan al grupo y Calderón ha comenzado la semana de trabajo probando variaciones tácticas de cara al choque con los vigueses. Quien se ha lesionado es el ‘fisio’ Lalo que estará de baja unos días por una contusión que le produjo dos erosiones y un pequeño edema en la retina de su ojo derecho.

El equipo entrenará hasta el viernes que viajará por la tarde desde el aeropuerto Huesca- Pirineos hasta La Coruña para desde allí trasladarse a Vigo donde jugará el sábado. El regreso será el domingo por la tarde noche de nuevo directamente a Huesca.

Por otro lado, el club ha desestimado la colocación de gradas supletorias para el derbi con el Zaragoza debido al alto coste de su instalación y el club también ha confirmado que sigue recopilando información para trasladar a los socios en la reunión informativa del día 18 sobre el proceso de transformación en Sociedad Anónima Deportiva.

Comentarios