El Gobierno de Aragón restaura un pantócrator en la Iglesia de San Esteban de Almazorre

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, visitaba la iglesia de San Esteban de Almazorre (Bárcabo), donde se descubrió y se está restaurando un pantócrator y la decoración pictórica del preábside que data de principios del siglo XII. El Gobierno de Aragón licitó los trabajos de recuperación de toda la decoración pictórica del ábside, así como de restauración del interior de la iglesia por un importe de 120.000 euros.

María Victoria Broto quería ver de cerca las tareas realizadas, después de que el Servicio de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural detectase la presencia del pantócrator, bajo varias capas de pintura, en el ábside de la iglesia.

La dirección de los trabajos de restauración ha correspondido al Servicio de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural de la Dirección General de Patrimonio Cultural. Al retirar las diferentes capas de pintura que cubrían la decoración original, apareció el pantócrator que se había detectado, muy deteriorado por la continua filtración de agua a través de la cubierta, así como la decoración del arco triunfal o preábside.

En la parte inferior del pantócrator aparece representado, entre otras figuras muy perdidas, un hombre a caballo que se ha identificado como un musulmán que, enfrentado a un caballero, suponen la representación del bien y el mal debajo de Cristo.

Una primera datación de las pinturas procede del acta de consagración de la iglesia, escrita en un pergamino que apareció en el ara del altar y que señala como fecha 1131. Carmen Lacarra, catedrática del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza elaboró un informe en el que se reitera que la iglesia fue consagrada en 1131 por el obispo Arnaldo Dodón de Huesca, compañero del rey Alfonso I en alguna de sus campañas.

Tras un análisis de las pinturas recuperadas, esta especialista estima que es una decoración relacionada con decoraciones similares de talleres del Pirineo leridano, posiblemente de Tahull. No obstante, habrá que esperar al final de la restauración para emitir una valoración definitiva.

Comentarios