Los empresarios exigen medidas para combatir la morosidad de entidades tanto privadas como públicas

A la disminución del volumen de trabajo de muchas pequeñas y medianas empresas se suma al crecimiento de la morosidad. Esta falta de liquidez que acusan las empresas provoca la pérdida de puestos de trabajo e incluso el cierre de muchas sociedades. Para evitar esta situación, CEOS-CEPYME Huesca y la Cámara de Comercio han firmado un documento que enviarán a Administraciones Públicas y a organizaciones empresariales para que hagan lo posible en evitar estas situaciones.

El aplazamiento de los pagos por parte de grandes empresas y organismos públicos suele demorarse demasiado, en muchos casos más de 180 días, lo que provoca la que las PYMES sufran una falta de liquidez que las puede avocar al cierre o la pérdida de puestos de trabajo.

Desde la Cámara de Comercio y la Confederación empresarial de la provincia, se ha enviado una carta pidiendo tanto a la Administración Pública como las Organizaciones empresariales, que hagan lo posible para que la legislación garantice el cobro de los servicios prestados por las empresas y que se reduzca el plazo de pago de operaciones comerciales a 30 días, con un periodo máximo de 60. Además se asegura que las vías legales en España no apoyan lo suficiente a los demandantes, por lo que en algunos casos se demora tanto la solución que no merece la pena denunciar el impago. Además, se cree que la Administración debe ser un ejemplo a la hora de cumplir los plazos de los pagos, algo que en estos momentos no lo ocurre.

Estas reivindicaciones se suman a muchas otras del resto de provincias españolas, que buscan evitar situaciones abusivas respecto al cobro de pagos y a la eficacia de las vías jurídicas de reclamación de deudas.

Comentarios