Presentación de la fase final nacional de billar Pool-8 que se celebrará en Barbastro

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, el concejal delegado de comercio, Ernesto Cancer, y el miembro fundador de la Confederación Española de Pool, Antonio Blanco, presentan este martes en el centro de congresos la final nacional de billar Pool, clasificatoria para Las Vegas 2009 que se celebrará en Barbastro del 20 al 22 de marzo.

La Confederación Española de Pool se constituyó como entidad deportiva con capacidad jurídica el día 3 de febrero del 2000. El motivo fundamental de la constitución de la Confederación Española de Pool fue el dar cobertura deportiva a unos veinte mil jugadores españoles que se iniciaron en el deporte del pool a través de sus respectivas asociaciones miembros de la CEP. Inicialmente se integraron 14 asociaciones correspondientes a otras tantas comunidades autónomas: Galicia, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valencia, Castilla León, Cantabria, La Rioja, Cataluña, Asturias, Euskadi, Ceuta, Melilla y Menorca. El objetivo fundamental de la CEP es, según el acta fundacional y manifestación de los gestores de la nueva entidad «la defensa de los derechos del jugador y potenciar el deporte del billar en su modalidad de pool».

El deporte de billar “pool” lo puede practicar cualquier persona sin independencia de sexo y edad. La categoría del jugador la obtiene por el nivel técnico que posea. Es decir, lo mismo puede jugar un chico de 15 años con un adulto de 70 o una mujer de cualquier edad.

La celebración de un evento billarístico de pool lleva consigo un desplazamiento de personas que tienen la oportunidad de conocer la historia, tradiciones, cultura, gastronomía, del lugar de celebración. Ya que habitualmente el jugador de pool viaja siempre con personas familiarmente allegadas a él. La celebración de un evento de billar “pool” significa un revulsivo para la economía del lugar de celebración por la costumbre que existe de adquirir artículos de recuerdo de la localidad visitada, consumo en restaurantes, bares y hoteles. La visita a una ciudad por motivos deportivos siempre lleva consigo que el deportista quiera participar de las riquezas culturales, sociales y tradicionales del lugar. Es la mejor promoción turística que se puede hacer.

Comentarios