Aragón cooperará con Latinoamérica, Oriente Medio y África Subsahariana

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Plan Anual de la Cooperación Aragonesa para el Desarrollo de 2009. Este año la Comunidad Autónoma va a concentrar sus acciones de desarrollo en tres áreas geográficas prioritarias: Latinoamérica (Nicaragua, Guatemala, Bolivia, El Salvador, Honduras, Ecuador, Perú y República Dominicana), Oriente Medio–Magreb (Marruecos) y África Subsahariana (República Democrática del Congo, Etiopía, Senegal, Chad y Malawi. Otros países, territorios y poblaciones de atención sectorial preferente van a ser los territorios palestinos, Brasil, Cuba, Colombia y Sáhara Occidental.

Este documento recoge los objetivos, prioridades y recursos contenidos en el Plan Director 2008-2011, centrándose en las prioridades geográficas y sectoriales que tendrá en cuenta en 2009 la cooperación aragonesa para el desarrollo. El presupuesto que el Ejecutivo autonómico va a destinar este año a esta materia es de 10,95 millones de euros.

 

En cuanto a las prioridades sectoriales, se han marcado los servicios sociales básicos (educación, salud, formación en los ámbitos sanitarios y educativo y el acceso al agua potable y saneamiento); el fortalecimiento de las estructuras democráticas y de la participación de los pueblos, así como el fomento del respeto y protección de los derechos humanos; la dotación y mejora de las infraestructuras económicas, prestando especial atención al desarrollo de proyectos de economía social, y la educación y sensibilización de la sociedad aragonesa en materia de cooperación al desarrollo.

 

En materia de servicios sociales básicos, en el área educación se va a trabajar en el aumento de la educación básica (de niños y adultos), en la mejora de la calidad de los sistemas educativos (mediante la provisión del equipamiento adecuado, formación del profesorado y la promoción de una educación adaptada a la identidad cultural de la población) y en la supresión de la discriminación por sexo en la enseñanza.

Las acciones relativas a salud se van a centrar en la mejora de la atención primaria; de la salud sexual y reproductiva; de la infantil y otros grupos vulnerables; la prevención, atención y sensibilización sobre VIH/SIDA; la lucha contra otras enfermedades prevalentes y olvidadas y la mejora al acceso a medicamentos esenciales.

En lo que respecta a formación en el ámbito sanitario y educativo se quiere aumentar el número de jóvenes formados, promocionando la educación profesional y para el empleo, así como el fortalecimiento de las capacidades del personal sanitario, educativo y de los agentes comunitarios.

Y en lo que respecta a agua y saneamiento, se va a trabajar en la planificación y gestión de recursos hídricos, en construcción de infraestructuras, así como en políticas y educación medioambientales y de reforestación. De hecho, se quiere que en 2009 se recoja la experiencia que supuso la celebración en Zaragoza de la Exposición Internacional “Agua y desarrollo sostenible” como oportunidad para que la cooperación aragonesa pueda ser un referente en materia de agua.

 

Las actuaciones para fortalecer las estructuras democráticas y de la participación de los pueblos van a dirigirse al apoyo a organizaciones de la sociedad civil; a procesos de pacificación, reconstrucción y reconciliación y la asistencia técnica a administraciones regionales y locales. En cuanto al fomento del respeto y protección de los derechos humanos, se quiere favorecer la igualdad de oportunidades y la defensa de los grupos de población más vulnerables y la investigación de la violación de los derechos humanos.

 

En materia de dotación y mejora de las infraestructuras económicas se quiere contribuir al surgimiento de un tejido productivo mediante acciones que propicien un apoyo industrial de base (microempresas y empresas de economía social) e incluyendo programas de formación y asistencia técnica que creen empleo estable y de calidad. Para fortalecer los sectores productivos, se van a apoyar las iniciativas de turismos interior (ecoturismo y patrimonio histórico cultural) y un sector agropecuario de calidad. También se van a apoyar las cooperativas de comercio justo, fomentando programas que ayuden a los productores de alimentación, textil y artesanía para que, de forma ordenada, elaboren y comercialicen sus productos en condiciones laborales dignas y con sueldos de igual calidad.

 

DOTACIÓN ECONÓMICA

Para desarrollar estas acciones, el Gobierno de Aragón va a aportar una dotación de 10,95 millones de euros, cantidad que se va a ir elevando un 20% anualmente, hasta llegar a 15,7 millones de euros en 2011. De acuerdo con el Plan director de la cooperación aragonesa 2008-2011, el 30% se va a destinar a ayudas a proyectos que contribuyan a satisfacer necesidades básicas; el 50% a programas que incidan en el desarrollo económico y social de los pueblos, así como a la formación y asistencia técnica prevista en las iniciativas de comercio justo; el 10% a ayudas de emergencia y humanitarias y otro 10% para la educación y sensibilización y para la formación de cooperantes y voluntarios aragoneses que colaboren en programas de desarrollo.

 

A los cerca de 11 millones de euros que aporta el Ejecutivo autonómico para cooperación al desarrollo, hay que sumar los 161.000 euros de la Diputación Provincial de Huesca; los 130.000 euros que dedicará a ello la Diputación Provincial de Teruel; 1,41 millones de euros de la Diputación Provincial de Zaragoza; 161.000 euros del Ayuntamiento de Teruel; 133.000 euros más del Ayuntamiento de Huesca y 3,78 millones del Ayuntamiento de Zaragoza.

Comentarios