Fernando García Vicente, reelegido Justicia de Aragón

Justicia de Aragón, Fernando García Vicente

Fernando García Vicente era reelegido Justicia de Aragón por decisión de las Cortes autonómicas, en sesión celebrada este jueves por la mañana. 65 votos a favor y uno en blanco era el resultado de la votación, con lo que García Vicente inicia su tercer mandato al frente del Justiciazgo (son mandatos de cinco años).

García Vicente era propuesto de forma unánime por todos los grupos parlamentarios; la reelección por tercera vez era valorada por el propio Justicia, porque "significa el reconocimiento a una labor que comenzaba en 1998 y supone la consolidación de esta institución".

El Justicia juraba el cargo y el próximo jueves tomará posesión en sesión conjunta de la Mesa y Junta de Portavoces. Agradecía este jueves a los diputados y a las Administraciones aragonesas el respeto a la independencia de la institución, ya que "nadie ha dicho nunca lo que tenía que decir, ni han puesto condiciones a la hora de la elección".

En diez años, el Justicia ha pasado de tramitar 1.000 expedientes a 2.000 y de formular 100 sugerencias a casi 300. Solicita a las Administraciones aragonesas que le contesten en la tramitación de los expedientes.

De cara al nuevo mandato, Fernando García Vicente ofrece "ilusión, responsabilidad, lealtad y esfuerzo", e insiste en que el programa de la institución lo marcan los ciudadanos. Reitera que continuará poniendo voz a los que no tienen voz, especialmente a menores, discapacitados y enfermos mentales.

García Vicente no oculta su preocupación por la crisis económica y las repercusiones en los más desfavorecidos. De las cien primeras quejas que recibía la institución este año, el 18 por ciento estaban relacionadas con la crisis. El Justicia reflexiona: "Más importante que gastar mucho es gastar bien, y en época de crisis es fundamental tener prioridades".

El Justicia animaba a las Cortes a desarrollar el Estatuto de Autonomía y pide que se respete dentro y fuera de la Comunidad Autónoma.

También reclamaba el cumplimiento de la sentencia eclesiástica que obliga al Obispado de Lérida a devolver los bienes de las parroquias aragonesas.

Y se refería al Derecho aragonés como una seña de identidad de la Comunidad Autónoma y a la importancia que tiene para una tierra que en ella exista libertad y seguridad jurídica, lo cual genera riqueza, estabilidad y confianza.

Fernando García Vicente es fiscal de carrera y profesor titular de Derecho Civil; nacía en Zaragoza el 28 de diciembre de 1948, está casado y tiene dos hijos.

Comentarios